El Unicaja jugó este viernes un partido de entrenamiento en el Martín Carpena ante el Covirán Granada, actual líder de la LEB Oro, segunda competición nacional. Este partido de entrenamiento ha servido para que los jugadores que han estado trabajando durante toda la semana no pierdan el ritmo competitivo ante el parón liguero de este fin de semana por la disputa de la Ventana FIBA de febrero. También para que las jóvenes promesas de Los Guindos, además de entrenar con el primer equipo, puedan participar en un encuentro junto a los jugadores de la primera plantilla.

El Unicaja jugó con varios canteranos ante la ausencia de cinco jugadores de la primera plantilla. Unicajab/Fotopress

Ibon Navarro ha dado protagonismo a los canteranos para suplir las ausencias por lesión o internacionalidad de hasta 6 jugadores, Jaime Fernández, Alberto Díaz, Darío Brizuela, Francis Alonso, Jonathan Barreiro y Rubén Guerrero no han sido de la partida. Los canteranos que han jugado son Mario Saint-Supery, Álvaro Fernández, Rubén Vicente y Miracle Bamadou, todos ellos con minutos de protagonismo frente al conjunto granadino en el partido de entrenamiento.

Tras el día de hoy, el Unicaja tendrá mañana jornada de descanso y volverá al trabajo en el Martín Carpena el domingo, ya con el regreso de los internacionales, aunque no está confirmado que pueda estar ese día ya en Málaga el nuevo fichaje, Cameron Oliver.

El próximo objetivo del equipo de Ibon Navarro es el regreso de la Liga Endesa el sábado 5 de febrero en el Martín Carpena contra el UCAM Murcia.