Baloncesto

Unicaja: Plantilla cerrada de 13 jugadores

La posibilidad de intercambio de jugadores entre equipos de la Liga Endesa termina mañana

Ibon Navarro, entrenador del Unicaja, durante un entrenamiento del equipo verde en el Martín Carpena. | UNICAJAB/FOTOPRESS

Ibon Navarro, entrenador del Unicaja, durante un entrenamiento del equipo verde en el Martín Carpena. | UNICAJAB/FOTOPRESS

Manuel García

Manuel García

La llegada de Cameron Oliver será el último movimiento de entrada o salida de jugadores esta temporada en el Unicaja, o al menos esa es la intención de los que manda en Los Guindos. El ala-pívot estadounidense ha llegado para reforzar el juego interior cajista y sumar un nuevo efectivo a una plantilla que de aquí a final de campaña va a ser de 13 jugadores. Los rectores verdes han decidido no ceder a ningún jugador y terminar el curso con el róster actual.

Este lunes, 28 de febrero, es el último día para poder intercambiar jugadores entre clubes ACB. Hasta hace pocas semanas se especuló con la posibilidad de que Rubén Guerrero tomara rumbo al Real Betis si llegaba algún interior, pero esa posibilidad está descartada para las pocas horas que restan para ceder activos entre equipos de la Liga Endesa. El marbellí estuvo cerca de cambiar de aires, pero Ibon Navarro confía en él -como ya ha declarado- y será uno más en cuanto se recupere en pocos días de su esguince de tobillo. No habrá salidas.

El Unicaja piensa que el trabajo ya está hecho y a pesar de que otros años sí ha estado activo en este momento de la temporada, en esta campaña 2021/2022 no habrá ningún movimiento de intercambio con ningún otro club de la Liga Endesa antes del 28 de febrero.

Uno de los casos recientes más sonados fue la llegada de Darío Brizuela en diciembre de 2019 procedente del Estudiantes. El club malagueño se adelantó a otros rivales que también estaban interesados en el escolta donostiarra y dio un golpe de efecto con la contratación de uno de los mayores talentos del baloncesto nacional. Y en la misma temporada, solo dos meses más tarde, por estas fechas, la entidad cajista se reforzó con la llegada de Axel Bouteille procedente del Bilbao Basket. El fichaje del francés se oficializó el 25 de febrero de 2020, poco antes que expirara el periodo para negociar entre clubes de la Liga Endesa.

Trabajo «extra» para Ibon

La plantilla de 13 efectivos obligará a Ibon Navarro a hacer un descarte en cada partido de ACB y de Basketball Champions League cuando todos los jugadores estén en plenas condiciones físicas. En estos momentos están lesionados Rubén Guerrero y Jaime Fernández, pero no les queda demasiado para volver. Si todo marcha según lo previsto, la «torre» marbellí llegará a tiempo para el siguiente compromiso del Unicaja, el sábado 5 de marzo en el Martín Carpena frente al UCAM Murcia. Guerrero sufrió un esguince de tobillo durante un entrenamiento con la selección española de Scariolo, aunque no reviste demasiada gravedad y lo normal es que pueda estar presente frente al cuadro universitario.

Algo más tarde regresará al parqué Jaime Fernández. El base-escolta madrileño se lesionó a principios de febrero y ya está en el último tramo de su recuperación. Según los plazos, estaría ausente frente al UCAM y probablemente el 8 de marzo en partido de competición europea en Rumanía frente al Cluj-Napoca. Si nada cambia, estará disponible para el encuentro frente al Gran Canaria, el sábado 12 de marzo en las islas.

Cuando ambos estén recuperados, y mientras no haya un nuevo contratiempo en forma de lesión, Ibon Navarro tendrá 13 jugadores a sus órdenes y tendrá que dejar a alguno fuera en cada encuentro. No habrá un descarte fijo, el técnico decidirá en función de los entrenamientos y de las armas que pueda necesitar para enfrentarse a cada rival.

Suscríbete para seguir leyendo