Aunque la Basketball Champions League no regresa hasta la semana que viene para el Unicaja, hoy había un partido del que los malagueños tenían que estar muy pendientes. El Cluj-Napoca se ha impuesto al Prometey ucraniano (81-92) y queda como líder en solitario del grupo.

Tras tres jornadas, los rumanos siguen invictos y comandan el grupo con un balance de 3-0. Segundo está el Prometey, con 2-1, tras caer frente al Cluj- Napoca. El Unicaja es tercero con 1-2 y el Oostende cierra el cuarteto con tres derrotas en tres encuentros. Aún queda toda la segunda vuelta por disputar, por lo que el conjunto dirigido por Ibon Navarro sigue con la clasificación a tiro si dan la talla en las tres jornadas restantes.

El Unicaja visitará en la próxima jornada, el martes 8 de marzo (18.30 horas), al Cluj-Napoca en Rumanía. Después, en la 5º fecha del grupo, volverán a jugar a domicilio en la cancha del Oostende (miércoles 16 de marzo, 20.00 horas) y cerrarán esta fase en casa ante el Prometey (22 de marzo, horario por definir), en un encuentro que podría decidir el futuro de los malagueños en la competición.

El encuentro disputado hoy entre el Prometey y el Cluj-Napoca ha tenido que celebrarse en la República Checa, nueva casa del equipo ucraniano, debido a la delicada situación que vive su país, inmerso desde hace días en una guerra frente a Rusia. Esto no afectará al Unicaja, que ya jugó y perdió en Ucrania en la primera vuelta.