Kiosco

La Opinión de Málaga

Liga Endesa 2021/2022

La Liga de Ibon Navarro

El Unicaja, en los 16 partidos que el técnico vasco ha estado al frente del banquillo verde, ha sumado 6 victorias y 10 derrotas

Ibon Navarro, en el partido de Lugo. ACBPhoto

Lugo puso este sábado punto final a una temporada desastrosa del Unicaja en la que el equipo cajista no logró ninguno de los objetivos que se puso por delante el pasado verano. Sin Copa del Rey, eliminados en el play off de cuartos de la BCL y sin opciones de entrar en el play off por el título desde cuatro jornadas antes de acabar la Fase Regular, se dijo adiós en el Pazo dos Deportes lucense a una Liga Endesa que ya está en la historia más negra del club de Los Guindos.

No funcionó nada desde el principio, lo que obligó al club en febrero a un cambio en el banquillo. Se destituyó a Fotis Katsikaris y se apostó por Ibon Navarro, que tampoco ha resultado ser un revulsivo para los verdes en este tramo final de la temporada. Sí al principio, pero no en este insufrible tramo final del curso.

Es curioso porque las sensaciones con el técnico vasco son mucho mejores que sus números. Y es que, sobre todo en sus primeras semanas como técnico verde, el equipo mejoró considerablemente su baloncesto y ganó algunos partidos que fueron claves para huir de la zona baja de la tabla, esa en la que han acabado quemándose el Andorra (su anterior equipo, por cierto) y el San Pablo Burgos, los dos clubes que han caído al pozo de la Liga LEB Oro.

Si nos fijamos solo en los datos, con Ibon Navarro al frente el Unicaja jugó 16 partidos de esta Liga Endesa 21/22, con un balance de solo 6 victorias y 10 derrotas, lo que supone un pobre 37.5% de triunfos. En esta etapa el equipo cajista ganó al Fuenlabrada (53-73), Obradoiro (71-85), Coosur Real Betis (98-80), Surne Bilbao Basket (91-75), MoraBanc Andorra (78-74) y Barça (63-73).

Las 10 derrotas fueron contra Real Madrid (91-92), UCAM Murcia (87-88), Gran Canaria (76-59), Valencia (90-75), Tenerife (64-97), Joventut (76-70), Baskonia (72-73), Burgos (89-74), Baxi Manresa (95-100) y Breogán (93-84).

Como se puede apreciar en esa lista de partidos ganados y perdidos se alternan grandes resultados con grandes fiascos. El equipo, por ejemplo, jugó dos partidazos en las pistas del "Fuenla" y del Obradoiro en dos noches claves para la suerte del equipo. Su victoria más mediática de la temporada fue, sin duda, la de la tarde de Jueves Santo cuando fua capaz de ganar en el Palau Blaugrana al líder de la Liga y de la Euroliga.

De igual manera, el equipo dio una imagen lastimosa en su visita a Las Palmas, fue borrado de la pista por el Tenerife en el Carpena y también dio entre pena y vergüenza en sus dos últimas salidas de la temporada a Burgos y a Lugo.

La etapa de Navarro ha sido, sobre todo, irregular. El equipo fue capaz de ganar 5 de 6 partidos seguidos al principio, pero ha cerrado la Fase Regular ahora con seis derrotas seguidas. Y es que desde que el Unicaja ganó en la pista del Barça el pasado 14 de abril, no ha vuelto a ganar ninguno de sus seis últimos partidos ligueros ante Tenerife, Joventut, Baskonia, Burgos. Un mes entero acumulando derrotas y más derrotas.

Si comparamos los datos del Unicaja en la etapa de Ibon Navarro con el resto de equipos de la Liga Endesa en las 16 jornadas que el vasco se ha sentado en el banquillo, los verdes se librarían del descenso, pero se quedarían fuera de la zona de play off. El líder en este tramo de temporada con el vasco en Málaga es el Barça (12 victorias). Por detrás, con 11, Valencia, Joventut, Tenerife y Baskonia. Con 10, el Real Madrid. Con 9, el Baxi Manresa, Con 8, Gran Canaria y Coosur Real Betis. De estos 9 equipos saldrían los 8 que jugarían el play off por el título de la "Liga de Ibon". Por debajo de ellos, con 7 victorias, Bilbao y Breogán. Con 6, Unicaja, Murcia, Fuenlabrada, Obradoiro y San Pablo Burgos. Descenderían a la Liga LEB Oro el Andorra, con 5 victorias, y el Zaragoza, con 4.

Compartir el artículo

stats