Kiosco

La Opinión de Málaga

Entrenador

El Unicaja mantendrá su apuesta por Ibon Navarro

El club de Los Guindos confía en el técnico vasco para liderar el próximo proyecto 2022/2023, a falta solo de la confirmación oficial

Ibon Navarro seguirá en Málaga. ACBPhoto

El Unicaja tiene tomada su primera decisión importante de la postemporada. Solo falta que el club la haga oficial, aunque parece que no hay vuelta atrás. Ibon Navarro será el entrenador que dirigirá el nuevo proyecto verde que arrancará el próximo mes de agosto. Una decisión que estaba tomada desde hace varias semanas y que se ha refrendado una vez que la temporada ha echado el cierre para los verdes este pasado sábado en Lugo.

A pesar de la mala imagen del equipo en el esprint final de la Fase Regular y de las seis derrotas seguidas con las que el Unicaja ha despedido la temporada, en el club las críticas se centran en los jugadores y en su falta de celo competitivo y no tanto en el entrenador, que llegó a mitad de temporada y que es verdad que no logró objetivos importantes, pero al menos sí sacó del pozo al equipo en un momento muy complicado del curso.

El pasado 21 de abril, este periódico aseguraba que Navarro había "ganado crédito" para seguir en el banquillo verde a partir del 30 de junio. Y es que los rectores del club están satisfechos con el trabajo del vitoriano, desde su llegada a Málaga el pasado mes de febrero. El técnico cogió al equipo en una situación límite en la ACB, con las posiciones de descenso a la Liga LEB Oro muy cerca, y consiguió escapar de esa zona roja con triunfos importantísimos a domicilio ante rivales directos, en Fuenlabrada o Santiago de Compostela, además de la victoria casera contra el MoraBanc Andorra. Es cierto que en Europa no llegaron buenos resultados y el equipo quedó eliminado en los cuartos de final de la Basketball Champions League (BCL), pero en líneas generales se aplaude su trabajo.

El contrato firmado por el Unicaja y el preparador vasco el pasado mes de febrero está plagado de cláusulas que permiten ahora tanto la renovación del mismo como un «corte», previo pago de una indemnización por parte del club a Navarro. Aunque el lunes pasó sin que la decisión se haya hecho oficial, en Los Guindos creen que lo mejor es continuar con la apuesta por Navarro. De hecho, el técnico está informado por la dirección deportiva de todos los movimientos que se están fraguando sobre las bajas que hay que dar en la actual plantilla y las posibles altas que puedan llegar en las próximas semanas.

Atrás queda, finalmente, el anhelo de firmar a Pedro Martínez, actual entrenador del Baxi Manresa. Esta es una idea que se barajó durante los primeros meses de la actual campaña, todavía con Fotis Katsikaris al mando. El plan primigenio era aguantar este curso con el entrenador griego y tratar este verano de convencer al técnico catalán para que dejara el equipo del Bagés y liderara un nuevo proyecto en Málaga. En febrero cambiaron los planes con la apuesta precipitada por Navarro ante la deriva que había tomado el equipo y ese seguirá siendo el camino a partir de ahora.

Navarro ha cerrado su primer año en Málaga con 20 partidos dirigidos al Unicaja con un balance de 7 victorias y 13 derrotas. Unos números lastrados, sobre todo, por los últimos seis traspiés, que llegaron de forma consecutiva, en este tétrico final de temporada.

Compartir el artículo

stats