Kiosco

La Opinión de Málaga

Competiciones europeas

17 de junio: Fecha límite para el Unicaja y la BCL

El club tiene un margen máximo de tres semanas para que la FIBA le dé una plaza en su máxima competición de cara a la próxima temporada

El Unicaja espera encontrar hueco en la próxima edición de la Basketball Champions League.

Mientras en todos los rincones de Europa se sigue hablando estas últimas horas de la posible unificación de la Eurocup y la Basketball Champions League en un corto espacio de tiempo, el Unicaja continúa con su trabajo en los despachos para tratar de encontrar un hueco en la próxima edición de la BCL, para la que los verdes no han logrado su clasificación por méritos deportivos, tras acabar en el puesto 12 la Fase Regular de la Liga Endesa.

No hay ninguna novedad oficial, ni positiva ni negativa, en la intención del cuadro cajista de jugar la Basketball Champions League, pero sí que la FIBA ha dado a conocer sus próximas fechas claves, que afectan directamente a los intereses del cuadro de Los Guindos.

Tras la última reunión de la FIBA, se ha tomado la decisión de que el 17 de junio sea la fecha límite para la inscripción de lo clubes, el 23 del mismo mes será la asamblea general de la que saldrá la hoja de ruta definitiva de la temporada continental 2022/2023 y el 7 de julio será el día del sorteo de la Fase Previa y de la Fase de Grupos de la BCL.

¿Estará ese día la bolita del Unicaja en el bombo? Es la pregunta del millón. Los rectores del Unicaja están haciendo y van a seguir haciendo todo lo posible, pero por ahora solo queda que esperar.

Si nos atenemos a las fechas marcadas por la FIBA, se puede decir que el Unicaja tiene un margen de tres semanas para lograr el objetivo. Hay que tener en cuenta que las Ligas de la mayoría de países europeos están todavía en su fase de play off, por lo que la FIBA debe esperar a que concluyan todas para saber cuántos equipos están interesados en jugar la BCL y para determinar cuántas plazas quedan vacantes... si es que hay alguna.

Es una realidad ya sabida que no habrá equipos rusos ni bielorrusos en la BCL 22/23. Tampoco habrá, salvo milagro, ninguno ucraniano. Pero eso no quiere decir que alguna de esas vacantes sea para equipos ACB, sobre todo porque habrá cuatro españoles con billete seguro en la Fase de Grupos y pensar en 5 equipos entre los 20 clubes que acudirán al sorteo (las otras cuatro plazas serán de los equipos que se las ganen en la Fase Previa) parece muy complicado.

Si el Unicaja logra estar el 17 de junio en la lista de candidatos a jugar la BCL, después deberá pasar el «corte» definitivo en ese «board» previsto para el día 23. Esa es la segunda fecha clave que tiene el Unicaja por delante en su deseo de jugar la próxima edición de la Basketball Champions League.

El objetivo es, sin duda, estar en el sorteo del día 7 de julio, la tercera y última fecha clave de esta hoja de ruta continental que se ha marcado la FIBA. Es una quimera a día de hoy pensar que ese día estará dentro de los 20 del cuadro final, pero la gran esperanza es que esté entre los 24 que disputen a finales de septiembre la Fase Previa, en la que se repartirán los últimos cuatro billetes para la competición, que arrancará en octubre.

Como ya quedó claro en las declaraciones de la pasada semana del presidente del club, Antonio Jesús López Nieto, jugar en Europa es casi una «necesidad» para el club, que está pendiente de este asunto para poner en marcha su maquinaria de cara al próximo curso. No se puede acelerar en la campaña de abonados sin saber cuántos partidos se pueden ofrecer a sus seguidores, tampoco se pueden cerrar según que patrocinios sin saber si habrá partidos europeos o no en el Carpena e incluso la configuración de la plantilla no será la misma si el equipo juega solo la Liga Endesa o también en el Viejo Continente.

Si la FIBA decide no dar billete al Unicaja para la BCL pero sí para la Europe Cup, su otra competición continental, también hay que decidir cuál sería la decisión del club. Si acepta irse a la cuarta categoría del básket europeo o decide renunciar y disputar por primer vez en este siglo XXI solo la Liga Endesa.

En definitiva, que estamos ante un momento clave de la postemporada. El nuevo panorama europeo se está cociendo en estas próximas tres semanas. El Unicaja busca su sitio. Ojalá lo encuentre por el bien de todos.

Compartir el artículo

stats