La cantera del Unicaja ha vivido en los cuartos de final del Campeonato de España infantil la cara y la cruz del deporte. El equipo femenino de Javier Pérez de los Reyes alcanzó la semifinal tras ganar al Casademont Zaragoza (65-69) en A Coruña. Sin embargo, los chicos de Manuel Bazán cayeron contra el Joventut (62-71) en Pontevedra a solo un paso de luchar por las medallas. 

El equipo femenino no empezó con buen pie su encuentro. Nada que no se pudiera solucionar. Más allá del buen acierto que pudiera tener el Casademont Zaragoza, fue el Unicaja Andalucía el que no encontró el ritmo en un primer cuarto que acabó con un resultado abultado de 26-12 en contra. No obstante, todo dio un vuelco en un segundo cuarto magistral en defensa de las jugadoras de Javier Pérez de los Reyes encajando solo 12 puntos, los mismos que ellas habían anotado en los primeros 10 minutos, y ahora también acertadas en ataque (38-32), pero seguían por debajo en el marcador. 

Las buenas noticias continuaron para el equipo femenino de Los Guindos con otro gran tercer cuarto en el que el buen trabajo atrás volvió a ser primordial para llegar al último período con una ligera renta en el marcador (51-55), ahora sí. La igualdad iba a ir a más. Los instantes finales del partido fueron muy emocionantes. Todo estaba muy parejo a falta 4 minutos, pero la ventaja era de las malagueñas (61-63). No obstante, el marcador volvió a ser favorable para el Zaragoza a falta de 01:34. Y cuando todo era difícil, cuando la presión era el peor enemigo de las malagueñas, el Unicaja logró un increíble pase a la semifinal gracias a una remontada espectacular (65-69).

Chelsea Dike (8 puntos y 22 rebotes), Nadia Merino (17 puntos) y Elsa Jiménez (8 puntos, 2 rebotes y 4 asistencias) fueron imprescindibles para rematar el trabajo coral. En la semifinal espera el Cordobasket tras vencer por 55-83 al EMB Candelaria. Por lo que habrá dos equipos andaluces, los dos que jugaron la final del Campeonato de Andalucía, entre los cuatro mejores de España.

Lo cierto es que el equipo masculino no corrió la misma suerte y eso que el inicio fue algo más positivo para los malagueños. Los cuartos de final contra el Joventut empezaron con mucha igualdad. Ambos equipos se seguían de cerca, ninguno dejaba que su rival cogiese demasiado diferencia en el marcador y los malagueños terminaron los dos primeros cuartos con el resultado a favor (18-17 en el primer cuarto y 15/14 en el segundo).

El tercero no se iba a diferenciar en exceso de lo vivido hasta ese momento. Es más, se repitió la misma distancia en el marcador (14-13). Así que todo parecía ir a favor de los malagueños, ya que al comienzo del último cuarto la ventaja era de +3, pero hasta ahí llegó. A los chicos del Unicaja les sobraron los últimos 10 minutos, ahí acabaron todas sus opciones. El Joventut arrasó con un parcial de 15-27 que sentenció todas las ilusiones de un equipo que acabó muy castigado en el período final (62-71). 

Los 26 puntos y 9 rebotes de Eloy Suárez o los 14 puntos y 10 rebotes de Iván Martín no fueron suficientes para superar al conjunto de Badalona. Así que el infantil masculino no podrá revalidar la última medalla conseguida en 2017 también en Pontevedra gracias a ese tercer puesto.