Este martes se ha filtrado un nuevo nombre para la agenda del Unicaja. Según informó la Radio Galega, el Unicaja tiene una negociación abierta con el escolta Tyler Kalinoski para que el tirador norteamericano que la pasada temporada jugó en el Breogán de Lugo sea la guinda para el perímetro (a falta ya solo del base) del próximo Unicaja 2022/2023.

Kalinoski cuenta con pasaporte belga, por lo que no ocuparía plaza de extracomunitario, tiene 29 años y mide 1.93 metros. Puede jugar de escolta y de alero, algo que en Los Guindos se valora de forma especial a la hora de apostar por su llegada a Málaga.

Sus números en la Liga Endesa 21/22, en 25 minutos por partido, son de 11.3 puntos, con 48% en tiros de dos, 47% en triples y 77.4% en libres. Además, capturó 3.3 rebotes y repartió 1.9 asistencias para 10.5 de valoración.

El Breogán no colocó al jugador en la lista del derecho de tanteo este pasado fin de semana, otra cuestión clave y que ha permitido al Unicaja entrar en su puja. Tiene otras proposiciones sobre la mesa de su agencia de representación del propio baloncesto español y también de ligas extranjeras, pero el Unicaja se ha posicionado y ahora deberá jugar sus bazas.