Kiosco

La Opinión de Málaga

Fichaje

Vuelve Will Thomas, el 'Robocop' de Unicaja

El ala-pívot participó durante su primera etapa en todos los partidos del equipo malagueño y en 35 de 38 en su último año en Euroliga con AS Monaco

El Unicaja hizo oficial este viernes el regreso de Will Thomas después de una primera etapa como cajista en las temporadas 2014/2015 y 2015/2016. ACBPHOTO

El Unicaja hizo oficial este viernes el regreso de una incorporación «especial». Will Thomas vestirá de nuevo la camiseta cajista la próxima temporada después de hacerlo en las campañas 2014/2015 y 2015/2016. Ahora vuelve con 36 años con el objetivo de ser una pieza fundamental para liderar la revolución de la nueva pintura. Sin embargo, la edad parece que no será un problema. Juanma Rodríguez e Ibon Navarro han encontrado en el mercado de fichajes al que será el nuevo «Robocop» cajista.

Más allá de las lesiones con las que empezaron la temporada Darío Brizuela y Carlos Suárez, lo cierto es que el Unicaja fue uno de los equipos de la Liga Endesa menos afectados por las molestias físicas en el inicio del curso 2021/2022. Fotis Katsikaris e Ibon Navarro pudieron contar con la mayor parte de la plantilla durante todo el año, pero la felicidad tuvo su fin y cuando el club tuvo más en juego sus objetivos, mayor fue el parte de bajas. El equipo malagueño comenzará en unas semanas una nueva campaña con una nueva plantilla y el Unicaja sabe muy bien de la fortaleza física con la que va a llegar el jugador estadounidense.

Will Thomas participó con el conjunto de Los Guindos en su primera etapa -dos temporadas- en un total de 130 partidos, es decir, los mismos que disputó el Unicaja en aquellos años. El estadounidense fue el único jugador capaz de estar presente en todos los encuentros. En el curso 2014/2015 fueron 68 -42 de fase regular y play off de Liga, 2 de Copa del Rey y 24 de Euroliga-, mientras que en la 2015/2016 se disputaron un total de 62 -36 de temporada regular y play off de Liga, 2 de Supercopa de España y 24 de Euroliga-.

Hasta tal punto estuvo involucrado el ala-pívot en el proyecto del Unicaja que incluso viajo durante el transcurso de una de las campañas a Estados Unidos para presenciar el nacimiento de su segundo hijo e inmediatamente regresó para llegar en el descanso del partido contra el Manresa y jugar como uno más.

En el caso más extremo en el que los de Ibon Navarro disputasen todos los encuentros que tienen disponibles en las tres competiciones -47 de Liga Endesa, 3 de Copa del Rey y 15 de Basketball Champions League-, Will Thomas volvería a superar los 60 encuentros (65). No obstante, además de parecer difícil de alcanzar ese número, el descanso que ofrece la Basketball Champions League con encuentros cada dos semanas le permitirá tener un mejor rendimiento en cada jornada de la competición nacional.

Ahora lo tendría que volver a hacer después de cumplir 36 años, pero lo cierto es que el estado físico le ha respetado durante esta última campaña en la que ha jugado Euroliga con el AS Monaco. El conjunto monegasco disputó en la máxima competición 38 partidos y el entrenador pudo contar con el estadounidense en 35 de ellos con una gran carga de minutos. A lo que hay que añadir que durante varias semanas se jugaron varios partidos europeos cada dos o tres días. Es más, compitió este último año en la Liga francesa -la más dura a nivel física de Europa- y lo hizo en plena forma.

El salto de calidad que le da Will Thomas a la pintura cajista es evidente. El estadounidense, Dylan Osetkowski y David Kravish son -por ahora- los encargados de hacer funcionar la zona en el Unicaja. A lo mejor en los próximos hay que apuntar de forma oficial el nombre de Augusto Lima e incluso a alguno más, pero por el momento esos son los anunciados y en los que confían desde el Unicaja para afrontar el curso de la revolución.

Rebote y experiencia

No obstante, su físico no es lo único que Will Thomas viene a aportar en su segunda etapa como cajista. Si por algo se ha caracterizado el ala-pívot a lo largo de su carrera es por la capacidad que demuestra para saber dónde colocarse a la hora de capturar un rebote. Ante la finura de Osetkowski y la versatilidad para hacer prácticamente todo de Kravish, Thomas será una de las grandes referencias bajo la canasta con la contundencia como principal símbolo.

Además, será fundamental la experiencia que pueda aportar al resto de sus compañeros. Aparte de vestir la camiseta del Unicaja, el ahora cajista también defendió los colores del Valencia Basket en Liga Endesa y de Zenit San Petersburgo o el AS Monaco en las últimas temporadas. Los 36 años, la veteranía, la experiencia y el currículum serán aspectos vitales para reconducir el futuro del Unicaja hacia los puestos en los que por historia debe estar.

Compartir el artículo

stats