Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Saint-Supéry: la nueva joya de la cantera del Unicaja

El base escolta de Rincón de la Victoria, tras su exhibición en el Europeo U16, en el que fue nombrado MVP, se incorporará a la pretemporada de la primera plantilla del Unicaja, en la que ejercerá este próximo curso para Ibon Navarro de jugador número 13

El canterano verde, durante el partido de la final con Lituania. FIBA

Cualquier buen aficionado al baloncesto de formación en Málaga y provincia sabe desde hace mucho tiempo quién es Mario Saint-Supéry (14 de abril de 2006). Actualmente forma parte de la cantera del Unicaja, pero antes brilló vistiendo las camisetas del CB El Palo y de Novaschool.

Para el gran público, su figura ha adquirido categoría «top» a nivel internacional durante esta última semana, tras una exhibición de talento y clase que ha llevado a la selección española a colgarse la medalla de plata en el Campeonato de Europa U16 de Macedonia, y al propio base-escolta de Rincón de la Victoria a convertirse en el mejor jugador de todo el torneo (MVP).

Saint-Supéry recibe el trofeo que le acredita como Jugador Más Valioso (MVP) del Europeo de Macedonia. | FIBA

Mario es, sobre todo después de la marcha a EEUU de Álvaro Folgueiras, la gran esperanza de la cantera del Unicaja. La gran joya «fabricada» en las pistas de Los Guindos, esas mismas canchas en las que trabajaron en su momento otras leyendas cajistas como Carlos Cabezas, Berni Rodríguez, Germán Gabriel o Domantas Sabonis, por poner solo algunos ejemplos.

Saint-Supéry es un jugador de 1.90 que puede jugar de base y de escolta, con una gran capacidad para repartir juego, un talento ofensivo impropio de un chico de sus edad y un liderazgo que llama la atención a todos sus entrenadores. Sus números en Skopje han sido siderales: 21.9 puntos, 6 rebotes, 4.1 asistencias y 20.6 de valoración.

Esta exhibición en Macedonia supone la culminación de un año inolvidable para el jugador rinconero, que se convirtió el pasado mes de marzo en el debutante más joven en la historia del club de Los Guindos, cuando Ibon Navarro le dio la alternativa en un choque de la BCL con solo 15 años, 11 meses y 2 días. Fue el premio a una progresión que temporada a temporada demuestra que Saint-Supéry es un jugador «especial». De esos que salen una vez cada muchos años.

A punto de empezar sus estudios de Bachillerato, Mario será esta próxima temporada el jugador número 13 de la primera plantilla verde. O sea, que será el que entre en cualquier convocatoria cuando cualquiera de los 12 profesionales del primer equipo sean baja por el motivo que sea. La idea es que Mario juegue, al igual que lo hizo la pasada temporada, en el equipo cajista de la Liga EBA, a las órdenes de Antonio Herrera, pero se entrene cada día con el equipo de ACB para continuar su progresión y estar al día de todo lo que le pase a la primera plantilla verde y morada.

Que nadie lo pierda de vista. Es Mario Saint-Supéry: La joya de la cantera del Unicaja.

Compartir el artículo

stats