Kiosco

La Opinión de Málaga

Basketball Champions League

Ibon Navarro: "Los jugadores saben que es un cara o cruz"

El entrenador del Unicaja asegura que no será fácil ganar al Den Bosch en las semifinales de la Fase Previa de la BCL y confía en que el Carpena ayude al equipo en los momentos malos que pase en el partido

Ibon Navarro, durante la rueda de prensa. Unicajab/Fotopress

El entrenador del Unicaja Ibon Navarro ha comparecido en la sala de prensa del Martín Carpena para analizar al primer rival de la temporada en partido oficial, el Heroes Den Bosch. El duelo corresponde a las semifinales de la Ronda de Clasificación de la Basketball Champions League (BCL), un partido trascendental para el futuro europeo del Unicaja, que se juega este viernes 23 de septiembre, a las 20:30 horas.

Navarro ha celebrado la vuelta de los campeones de Europa, Alberto Díaz y Darío Brizuela, a la dinámica del equipo. "El miércoles no terminaron el entrenamiento, un poco por cuidarlos y porque tuvieran una entrada progresiva y esperemos que hoy hagan más parte del entrenamiento para preparar el encuentro. Queremos que nos traigan la energía positiva que tienen, que seguro que nos va a venir bien. Con cuidado y teniéndoles entre algodones porque llevan fuera más de un mes. Hay que ser listos con ellos y cuidarlos. Están contentos, felices, y nosotros muy orgullosos de ellos".

Para el técnico vitoriano, "condicionan más los problemas que hemos tenido en la pretemporada que esta final anticipada tan pronto, porque realmente nadie tiene una visión real y clara del equipo. Hemos estado prácticamente todos los partidos de pretemporada jugando sin bases. Hemos podido ver cosas muy buenas y no tan buenas. No nos queremos engañar creyendo que esas cosas no tan buenas se van a solucionar estando los dos bases. Pero es real que muchas de ellas lo normal es que se solucionen estando ellos. Pero no nos condiciona tanto".

Sobre esta competición tan decisiva y temprana, Navarro ha señalado que "para nosotros es una Supercopa, solamente que en lugar de ser una Supercopa de Liga Endesa, vamos a jugar esperemos dos partidos que nos van a dar acceso a jugar la Champions. Al final estar en la zona en la que estamos es una consecuencia de no cumplir los objetivos que teníamos el año pasado, por lo cual lo que tenemos que intentar es redimirnos de aquello y volver a empezar con buen pie".

Sobre el estado físico en el que llega el equipo, el técnico del Uncaja ha señalado que llega "bien, con alguna molestia. Kendrick parece que evoluciona bien de su tobillo después del partido del Betis y los demás con pequeñas cosas que no tienen gran importancia"

Sobre el rival, el Heroes Den Bosch, Navarro ha destacado que "tiene buenos jugadores que conocemos bien. Es un equipo que tiene talento, que juega ordenado y bien trabajado. Es un conjunto que en medio campo tiene sus armas y las sabe explotar, seguro que nos va a plantear problemas, algunos de ellos diferentes a los que nos hemos encontrado en pretemporada. Y por eso es un reto para nosotros jugar este partido todos juntos en casa y contra un equipo que seguro nos va a poner las cosas difíciles, y que evidentemente tiene menos que perder que nosotros. Pero tenemos que saber gestionar esto, ser inteligentes, centrarnos en las cosas que tenemos que hacer y hacerlas, y no en las consecuencias de hacerlas bien o mal".

Cuestionado sobre cómo afrontan los jugadores esta eliminatoria, el técnico ha incidido en que "un exceso de estrés no nos va a ayudar. Es un partido importante, sí, pero todos los partidos que juegue Unicaja lo son, tanto en casa como fuera, en la Liga Endesa o donde sea. Somos un equipo que queremos ganar siempre, que tenemos la opción de competir e intentar ganar siempre y mañana no es una excepción. Pero insistir en el aspecto mental de un cara o cruz no es bueno, primero porque los jugadores lo saben, son profesionales y saben a lo que vienen. Saben cuál es la situación cuando vinieron aquí porque se la explicamos".

Por último, Navarro ha aludido a la importancia de la afición de cara al partido de este viernes: "Dudo mucho que no pasemos por momentos malos en el partido o los que vayamos a jugar. Ahí la ventaja de poder jugar en casa tiene que ser una ventaja. No tiene que ser un exceso de presión. Me gustaría que todos fuéramos conscientes de que el partido no se va a ganar en el minuto 5, va a ser un partido largo. Es un equipo que ayer vimos una primera parte muy muy buena, que fueron capaces de resistir. Tiene armas y herramientas para estar en el encuentro. Lo que hay que hacer es estar sólido y, cuando lleguen esos momentos, ahí se tiene que notar que estamos jugando en casa. Estar en el Carpena y estar con nuestra gente tiene que ser una ayuda".

Compartir el artículo

stats