El Unicaja Baloncesto acudió este lunes al Santuario de Nuestra Señora de la Victoria, patrona de la ciudad de Málaga, para realizar un año más una ofrenda floral de cara a la nueva temporada. Al acto, encabezado por el presidente Antonio Jesús López Nieto, acudieron los dos primeros equipos del club, el masculino que jugará la Liga Endesa y la BCL, y el femenino, que dispuatará la Liga Femenina 2.

Los capitanes de los dos equipos, Alberto Díaz y Marta Ortega, fueron los encargados de subir un centro floral verde y morado al camarín de la Virgen para rendirle honores a la patrona y pedirle salud y una buena temporada para ambos conjuntos.

Alberto Díaz y Marta Ortega. Alex Zea

Ambas plantillas y técnicos llegaron al Santuario en el autobús del club para asistir a una sencilla ceremonia en la que han sido recibidos por el fiscal de la Real Hermandad de Santa María de la Victoria, Daniel González; y el rector de la Basílica, Alejandro Escobar.