Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Liga Endesa

El Martín Carpena vuelve a rugir

El Unicaja-Gran Canaria se quedó a solo 25 personas de igualar la mejor entrada de la temporada 21/22 frente al Real Madrid

La «Marea Verde» volvió a empujar al Unicaja para cerrar la primera victoria de la temporada en Liga. | GREGORIO MARRERO

La «Marea Verde» ha vuelto con más fuerza que nunca. Lo ratifican los casi 6.500 aficionados que ocuparon este domingo las gradas del Martín Carpena, en el partido contra el Gran Canaria. Los jugadores saben que el primer paso para recuperar el sitio en ACB es convertir el Palacio en una pista inexpugnable y que necesitan a su público, al que poco hay que empujarle para que dé el 100%.

Y es que la afición cajista, después de un verano en el que se ha reconstruido la plantilla con nueve incorporaciones, parece haber recobrado la ilusión. O eso es lo que se pudo ver en el primer partido de Liga Endesa en la temporada 2022/2023.

La prueba de que el Martín Carpena vuelve a rugir quedó patente el pasado domingo. Cuando todavía quedaba un minuto para comenzar la segunda parte y el Unicaja marchaba 8 puntos por debajo en el marcador, la afición, sin mirar el resultado, se volcó en animar para impulsar a su equipo. Cada canasta era motivo de celebración y cada buena acción en defensa llevaba un aplauso incluso mayor. Pero la fiesta ya se desató por todo lo alto cuando, después de ir 28-38, los jugadores lograron sobreponerse a una mala primera para colocar un 49-45. Un ánimo que no se quebró en ningún instante ni siquiera por motivos arbitrales.

Las 6.232 personas que acudieron al debut contra los de Jaka Lakovic es una cifra que hay que poner en valor. ¿Qué supone este número? Pues que la «Marea Verde» se quedó a solo 25 asistentes de igualar ya en el arranque liguero la mejor entrada cajista de la campaña pasada en ACB, que fue frente al Real Madrid: 6.257 aficionados.

El equipo está en plena construcción. Kendrick Perry confesó en una entrevista a La Opinión de Málaga que había que esperar en torno a un mes para analizar el verdadero potencial al que podía llegar este equipo. Pero lo que parece, y solo lo que parece ahora mismo, es que esa cifra que se consiguió en el debut de Ibon Navarro se podría superar en multitud de ocasiones esta campaña. Por lo pronto, el club ya anunció hace algunos días que el número de abonados ya es superior a las 6.400 personas. Y ya es una buena razón para creer.

La afición cajista sabe que es la temporada ideal para resurgir. Por el nombre de los jugadores, por el nivel de la plantilla y por el fondo de armario hay que hacerlo. Todo eso está bien, pero hay que demostrarlo en la pista. Sin embargo, más allá de los 20 primeros minutos para olvidar, el Martín Carpena volvió a disfrutar de su equipo como hacía tiempo porque hay que recordar que la última victoria en ACB como local llegó el pasado 10 de abril frente al MoraBanc Andorra.

El impacto de las restricciones por la pandemia fueron evidentes en la asistencia al Palacio, pero también lo fue la desafección que sintió gran parte de la afición cajista por el rendimiento del «antiguo» Unicaja. En los 17 partidos de Liga que se disputaron en Málaga la pasada temporada, el Carpena tuvo una asistencia media de 4.238 personas. Ni siquiera el 50% del aforo del Palacio de los Deportes.

Aún queda un largo camino para recuperar a la «Marea Verde» al completo, pero todo está orientado para que suceda. Solo las victorias traerán de vuelta la fidelidad del público cajista. El próximo reto será el Real Madrid y ese rugir será masivo y de récord. Ahora falta que ocurra más a menudo.

Compartir el artículo

stats