El Unicaja, después de cerrar la primera vuelta de la Basketball Champions League con pleno de victorias, afronta este domingo la jornada 7 de la Liga Endesa contra el Covirán Granada. Un partido que, a pesar de ser contra un recién ascendido, Darío Brizuela valoró como un encuentro especial por ser un derbi andaluz y por el momento de forma con el que llega el equipo malagueño al partido liguero. 

Lo cierto es que el conjunto nazarí aterriza en el Martín Carpena en un gran estado de forma. "Llegan en un buen momento, jugando un buen baloncesto y creo que todo el mundo está metido. Pero va a ser un partido muy complicado y es muy importante sacarlo porque no es lo mismo ir al parón con un balance de 4-3 que con 3-4, y además es un rival que ahora mismo está por encima de nosotros. Estamos bien, pero no nos tenemos que confiar", afirmó el escolta vasco.

No obstante, el rival no lo va a poner nada fácil. "Es un muy buen equipo, no tienen ni estrellas ni nada parecido, pero sí buenos jugadores. Lo bueno que tienen es que juegan en equipo, se conocen desde el año pasado y los que han llegado nuevos creo que se han acoplado perfecto. El peligro que tienen es su juego coral porque juegan muy bien al baloncesto", valoró sobre la plantilla del Covirán Granada.

¿Por dónde tiene que pasar el encuentro para que la victoria se quede en Málaga? "Hay que hacer un partido incómodo, que no se sientan bien, que no corran y no consigan esos puntos que logran normalmente. Nuestra misión será hacer un partido muy competido, que se sientan incómodos al jugar aquí, que seguramente el pabellón esté lleno porque al final es otro derbi, y a ver si lo conseguimos sacarlo en un final apretado".

Lo que sí es seguro es que habrá un gran ambiente en el Palacio. El club ya ha anunciado que quedan menos de 1.300 entradas. El Factor Carpena está de vuelta y Brizuela no puede estar más contento por ello: "Hubo un momento en mitad del partido del otro día que me giré a ver cantar a todo el mundo y fue una pasada, se echaba de menos. Yo lo había vivido poco y lo estoy disfrutando un montón ahora".

El partido será de alto voltaje. Ambos equipos se encuentran entre los ocho primeros y con el foco puesto en la Copa del Rey. Darío Brizuela quiso ser cauto en sus valoraciones, pero lo cierto es que el choque, como él dice, es vital para los intereses del Unicaja: " El partido de este domingo es muy importante porque es de esos que te acuerdas luego cuando estás a finales de diciembre o enero y ves que te falta un partidito.... El partido de este domingo es uno de esos partidos que te pone en la posición en la que quieres estar o te pone en un problema", declaró el jugador cajista.