El Unicaja continúa su trabajo en Los Guindos. Para mantener el ritmo competitivo, el equipo verde y morado disputó este martes por la mañana un partido a puerta cerrada frente al Coviran Granada, que curiosamente fue el último rival en la competición hace 9 días y del que no se ha informado respecto al marcador final.

El encuentro sirvió para realizar diversas pruebas sobre la cancha para los dos equipos en un partido en el que solo Jonathan Barreiro ha disputado minutos de los 6 internacionales del Unicaja en la Ventana FIBA, ya que llegó el lunes a Málaga tras ser descartado por Sergio Scariolo para el partido que España jugó contra Países Bajos en Huelva, en el que combinado nacional selló su pase para el Mundial 2023.

Alberto Díaz y Darío Brizuela, que sí jugaron con España, no participaron del choque amistosos contra el Granada ya que Ibon Navarro les dio la jornada de descanso. Lo mismo ocurrió con Kendrick Perry, David Kravish y Melvin Ejim, que todavía a esa hora de la mañana no habían regresado tras sus partidos con Montenegro, Bulgaria y Canadá, respectivamente.

El base nacionalizado montenegrino no jugó este lunes con sus selección frente a Lituania y es el que tiene más preocupado a Ibon Navarro y los servicios médicos del club. Perry se lesionó el pasado viernes en el choque que Montenegro jugó en la República Checa y será este miércoles por la mañana cuando pase consulta en Málaga para ver cómo está de su contractura muscular en la espalda.

Will Thomas se cuelga del aro. Unicajab/Fotopress

Este miércoles la plantilla tendrá descanso a excepción de los jugadores internacionales que disputaron la Ventana FIBA, que sí se entrenarán en Los Guindos. Será el jueves cuando Ibon Navarro tenga a su disposición al grupo completo para preparar el importante partido frente al Monbus Obradoiro del próximo sábado en el pabellón Fontes do Sar de Santiago de Compostela, a partir de las 18 horas.