Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Análisis

El triple, un martirio para el Unicaja en Liga

El conjunto de Los Guindos es el peor equipo en porcentaje de tiros lanzados desde la línea de 6.75 en la competición nacional: 29.4%

Tyler Kalinoski es el mejor tirador del Unicaja, aunque no le acompañan los porcentajes. | ACBMEDIA

El Unicaja ha cumplido, hasta ahora, con cualquier ilusión generada después del mercado de fichajes de este verano. 5 victorias y 3 derrotas en Liga Endesa mantienen al equipo cajista en la zona noble de la clasificación con una seña de identidad construida ya desde el inicio de la competición: defensa, solidaridad con el compañero y juego en equipo. Ibon Navarro confesó que el objetivo inicial era explotar las virtudes de los jugadores. Lo está haciendo, pero es evidente que hay todavía margen de mejora. Sobre todo en un aspecto: el acierto en el triple.

Y es que el tiro desde la línea de 6.75 está siendo el punto débil del Unicaja. Sorprende en una plantilla con jugadores como Tyler Kalinoski, Darío Brizuela, Tyson Carter, Nihad Djedovic o Dylan Osetkowski, todos ellos «especialistas» en el lanzamiento de larga distancia. Y no es porque los lanzamientos sean malos. Gran parte de los tiros son liberados gracias a una buena circulación de balón. Pero no están entrando.

A pesar del número de triples intentados por partido (27), no se puede hablar de «abuso», como sí se hacía en otros años. Sin embargo, llama la atención que el Unicaja esté siendo el equipo con peor porcentaje de acierto en el triple de toda la Liga (29.4%) con un plantel en el que, a excepción de Augusto Lima, todos pueden anotar desde el 6.75.

A nivel individual, hay datos que sorprenden. El más llamativo es el de Tyler Kalinoski. El estadounidense fue el tercer mejor triplista de la temporada pasada (43.0%). Ahora está en un más pobre 32.3%. No es un jugador que esté tirando en exceso, pero cuando lo hace ha perdido la puntería. Precisamente, son muchas las jugadas que consiguen encontrar al cajista en una posición liberada, pero el acierto no le está acompañando.

Lo mismo le ocurre a Darío Brizuela. El escolta vasco está promediando su peor porcentaje como cajista (24%) lanzando menos triples por partido con menos responsabilidad y exigencia en ataque. El líder cajista en esta faceta es Tyson Carter (39.1%). Jugadores como Kendrick Perry, Melvin Ejim, Will Thomas o Jonathan Barreiro -nunca han sido especialistas- se sitúan todos ellos por debajo del 20%.

La lectura positiva es que ese «problema» no se está reflejando en los resultados, aunque algún día sí ha sido clave para la derrota. El mejor ejemplo es el partido contra el Real Madrid. Los malagueños tuvieron un 16% de acierto contra los de Chus Mateo y llegaron con posibilidades de ganar hasta los últimos segundos.

Lo mismo sucedió en el encuentro frente al Monbus Obradoiro de este sábado, aunque esta vez con victoria final. Los cajistas solo anotaron en Santiago de Compostela 3 de 22 triples (13.64%). Sin embargo, la base de la anotación estuvo construida a partir de 28 puntos desde el tiro libre y 25 canastas.

Este equipo es evidente que puede vivir sin depender del triple. Con todo esto, el equipo de Los Guindos promedia 81.2 puntos por partido en Liga Endesa. Después de un inicio explosivo en la visita al Baskonia (89) y de enlazar cuatro partidos con una anotación inferior a los 75 tantos, el Unicaja ha conseguido varios encuentros con buenos registros en ataque.

Lo mejor de esta situación es que los de Ibon Navarro ganan sin necesidad de ser brillantes en el triple. El equipo está construido sobre más pilares. Eso sí, si esos tiros entraran en el aro...

Compartir el artículo

stats