El técnico del Unicaja, Ibon Navarro, afirmó este viernes que la "batalla física" va a ser clave en el partido del domingo de la Liga Endesa ante el Valencia Basket, al que definió como "un equipo muy grande de Euroliga".

"Nosotros tenemos que preocuparnos por nuestro plan, ejecutarlo bien, hacer nuestras cosas y ser competitivos", dijo en rueda de prensa Navarro, quien desconoce si al conjunto valenciano le afectará el cansancio por haber jugado esta semana dos partidos de la Euroliga: "Veremos si les pesa o les da un ritmo de competición muy alto".

Sobre el escaso acierto en triples en el partido de la pasada jornada ante el Monbus Obradoiro, Navarro señaló que hay "jugadores que promediaron más del cuarenta por ciento y es cuestión de que se adapten a las exigencias de las dos partes de la cancha", ya que "atrás están a un nivel de intensidad elevado y cuando van al ataque van con el ritmo cardiaco acelerado", explicó.

"Tampoco hay que crear problemas donde no los hay porque el equipo está haciendo lo que hay que hacer y está manteniendo el nivel competitivo", indicó Navarro, para quien "queda mucho" para clasificarse para la Copa del Rey pese a las seis victorias sumadas en nueve partidos.

El técnico cajista consideró que "puede pasar cualquier cosa" y en estos momentos tiene que disputar muchos partidos a domicilio: "Veremos cómo sale el equipo de esta vorágine de partidos fuera de casa", comentó.