Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

La previa

Valencia-Unicaja: Acelerón por la Copa

El equipo cajista, en plena racha, buscará en La Fonteta la sexta victoria de la temporada en Liga Endesa (17.00 horas) y acercarse un poco más al objetivo de conseguir billete para la Copa del Rey ante un rival herido que acumula cuatro derrotas consecutivas

El Unicaja buscará ante el Valencia sumar su sexta victoria en nueve jornadas de Liga Endesa.

Un partido entre el Unicaja y el Valencia Basket nunca es un partido más. Pensar en los «taronja» es recordar aquella victoria épica de la Eurocup de 2017, que supuso el último título cajista, y en tantas y tantas luchas que han vivido estos dos equipos en cualquier competición. Las buenas costumbres no hay que perderlas. Así que La Fonteta vivirá este domingo (17.00 horas/Movistar) otro encuentro trascendental que podría significar para los malagueños un acelerón muy importante de cara a la Copa del Rey 2023.

Ese es el gran objetivo ahora mismo: estar en febrero en Badalona. El Unicaja está asentado en la quinta posición de la Liga Endesa con cinco victorias, tres derrotas y un average de +66 que habrá que conservar como oro en paño, como sea. Es cierto que aún quedan nueve encuentros para cerrar la primera vuelta de la competición, pero si el equipo de Los Guindos se colocara en la novena jornada con seis triunfos... la situación estaría muy bien encaminada y aún más con dos victorias sobre un rival directo como este Valencia, equipo de Euroliga.

Así que hoy habrá que tirar de inercia para pelear por todo. Los de Ibon Navarro llegan totalmente lanzados a este encuentro. El Unicaja acumula una racha de cuatro victorias consecutivas -tres en Liga Endesa y una en Basketball Champions League-. Las sensaciones son buenas, el equipo ha tenido otra semana «limpia» para trabajar y el margen de crecimiento sigue siendo muy amplio. Precisamente, ese descanso será una de las grandes bazas a jugar, además de la profundidad de banquillo, ante un rival que llega con la energía bajo mínimos.

La única preocupación para el cuadro malagueño es el estado físico con el que vaya a llegar Tyler Kalinoski al partido. Ibon Navarro comentó en la rueda de prensa que ha tenido un virus estomacal estos últimos días. No obstante, es la única incógnita. Los internacionales descansaron al inicio de la semana, Kendrick Perry ya ha dejado atrás esas molestias en la espalda y el técnico cuenta, en un principio, con todos para afrontar el duro reto físico que planteará el Valencia de Álex Mumbrú.

Por contra, no corren buenos tiempos en La Fonteta. Si el Unicaja llega lanzado, los locales lo hacen con una racha de cuatro derrotas seguidas, justo al revés que los malagueños. Esta semana, con doble jornada de Euroliga, ha supuesto un golpe anímico para los taronja. Han caído, en su pista, contra Real Madrid y Zalgiris, que se unen a las últimas grandes derrotas con la Virtus de Scariolo y Tenerife.

Además, el club anunció este sábado que Sam Van Rossom, el director de juego por excelencia en el equipo, tendrá que pasar por el quirófano por sus problemas en la rodilla derecha. Chris Jones fue duda el viernes hasta última hora y Jasiel Rivero llega después de una larga lesión.

Sin embargo, como equipo de Euroliga que es, el Valencia es una de las grandes plantillas de esta ACB. Es el tercer mejor ataque (84.00 puntos), el cuarto que mayor número de triples anota (10.38), el segundo en porcentaje de tiros libres (79.87%) y el cuarto que más faltas recibe (21.63).

En sus filas destacan tres jugadores por encima del resto a nivel estadístico: Chris Jones -15.8 puntos y 4.5 asistencias-, Jasiel Rivero -19.0 puntos y 5.8 rebotes- y Bojan Dubljevic -10.1 puntos y 7.9 rebotes-. Son los únicos que promedian más de 22 minutos en pista y suponen el 63.69% de la valoración del Valencia. Por lo que serán las figuras a las que habrá que prestarles más atención y aún más con la necesidad de ganar con la que se encuentran ahora mismo.

Así que el partido cuenta con todos los alicientes para ser un encuentro duro a nivel físico y a nivel mental. Hay mucho en juego para los dos. Unos quieren seguir en esa nube de resultados que les hace soñar con los puestos más altos de la clasificación, mientras que los otros tienen que ganar para no adentrarse en un mar de dudas y alejarse del séptimo puesto. Y ahí entra la Copa del Rey. Una victoria del Unicaja podría suponer una diferencia de dos victorias con un rival de Euroliga, uno de los que tendría que estar por encima teóricamente. Parece un día propicio para el Unicaja ¿Por qué no?

Compartir el artículo

stats