Air France le jugó una mala pasada este jueves al Unicaja. La compañía francesa que debía traer al Unicaja de vuelta a Málaga desde Lyon, vía París, a primera hora de la tarde, no permitió a la expedición cajista subirse al avión en la capital francesa. El problema es que el primer vuelo de la propia compañía gala desde Lyon a París se retrasó en una hora y media, cuestión que provocó que la expedición verde y morada llegara con el tiempo justo para embarcar en el vuelo París-Málaga.

A pesar de presentarse en la puerta de embarque a tiempo todavía de subirse a la aeronave, lo cierto es que los trabajadores de tierra de la compañía gala en el aeropuerto Charles de Gaulle no permitieron al Unicaja subirse al avión, que poco después inició su camino rumbo a la pista para despegar hacia la capital costasoleña, mientras jugadores y staff veían por los ventanales del aeropuerto, con los billetes en la mano, cómo el avión comenzaba su marcha para iniciar el despegue sin ellos a bordo.

El propio club de Los Guindos denunció a través de sus redes sociales que Air France obligaba a los 21 miembros de la expedición a pasar el jueves prácticamente íntegro en el aeropuerto parisino. Y es que la única solución que ofreció Air France fue coger un vuelto directo París-Málaga a las 21:10 horas, que también se retrasó 40 minutos sobre el horario establecido.

A las 00:02, justo pasada la medianoche, el Unicaja por fin aterrizó en el aeropuerto Pablo Ruiz Picasso, después de 17 horas de viaje, desde que a las 7 de la mañana comenzó su regreso desde Dijon. Lo que en principio debería haber sido un jueves de descanso después de jugar el miércoles competición europea y antes de recibir el sábado en Liga al Casademont Zaragoza, se convirtió en una odisea absoluta para jugadores y cuerpo técnico.

El propio Ibon Navarro también escribió un tuit para denunciar lo ocurrido: "Muchas "gracias" a @AirFranceES @AirFranceFR por dejarnos en la puerta mientras el resto de los pasajeros están embarcando porque su sistema "estimaba" que no llegábamos a tiempo (por un retraso en su vuelo Lyon-Paris, por cierto) y nos han recolocado a un vuelo dentro de 7 horas".