Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Liga Endesa

Unicaja, 104 - Zaragoza, 78: ¡Terceros en la Liga!

Séptima victoria en la Liga Endesa para los de Ibon Navarro, tras otra demostración de fuerza, de ritmo, de intensidad y de poderío frente a un Casademont Zaragoza superado por los verdes desde mediado el primer cuarto

66

El Unicaja - Casademont Zaragoza de la Liga Endesa, en imágenes Gregorio Marrero

Otra más. Y van siete seguidas. El Unicaja superó este sábado en el Martín Carpena al Casademont Zaragoza en otra demostración de fuerza y de contundencia de un equipo que asusta por su talento, por su equilibrio dentro-fuera y por su batería de recursos casi inagotable en ambos lados de la cancha. ¡Qué buena pinta tiene este proyecto 2022/2023!

Los verdes sumaron ante los maños la séptima victoria liguera en diez jornadas. Poca broma para un Unicaja que ya está tercero de la Liga Endesa. Sí, esa misma liga que las dos últimas temporadas ha sido un martirio casi cada fin de semana para los de Los Guindos y en la que ahora se codea de tú a tú con la creme de la creme.

Con un balance de 7-3 en la clasificación, el debate sobre si el Unicaja va a jugar o no el próximo mes de febrero la Copa del Rey de Badalona 2023 empieza a caerse por su propio peso. La pregunta ahora es, ¿tendrá el Unicaja suficiente fuerza estas próximas semanas como para llegar al sorteo copero como cabeza de serie? Viendo jugar al equipo yo, desde luego, no lo descartaría, por muy ambicioso que parezca el reto, sobre todo por venir de donde venimos.

El equipo volvió a ser un rodillo. Una máquina perfectamente engrasada programada para superar cualquier resistencia y cualquier contratiempo que le plantea el rival de turno a lo largo de los 40 minutos. Estuvo especialmente fino esta vez desde la línea de 3, en la que Carter (4) y Kalinoski (7) se dieron un auténtico festín. Pero no solo fue eso, es que el Unicaja volvió a mostrar una defensa brillante, con manos, líneas de pase, presión... Una locura. De verdad.

El Carpena esta vez no se llenó. Está claro que la hora fetiche para la «Marea Verde» es la de las 12.30 horas del domingo. Hubo menos gente en las gradas que ante Betis o Granada, pero el ambiente fue muy «top» de apoyo al equipo. El Unicaja se siente muy a gusto en su casa, da muy pocas opciones a su rival y a veces parece que hasta gana sin esfuerzo.

El Casademont Zaragoza aguantó el primer cuarto, pero no pudo con la intensidad atrás y el acierto delante de los verdes. Porfi Fisac lo intentó de todas las formas posibles, pero es que cuando el Unicaja se pone en modo killer, pocos equipos de esta Liga pueden aguantarle el ritmo.

Fue un partido cómodo. Y eso que salió algo despistado el equipo en defensa. El Zaragoza hizo daño en las transiciones, corrió bien la pista y disfrutó de un +7, 7-14. Solo Carter encontró aro en ese arranque. El Unicaja se serenó, empezó a meter manos en defensa, Kalinoski empezó su show desde el 6.75 y el panorama cambió. Al final del primer cuarto, ventaja mínima de 3 puntos para los de casa, 21-18.

Una «bomba» desde su casa de Kendrick Perry puso el 13 arriba para los de verde y morado, 33-20, con 4 minutos jugados del segundo acto. Navarro movió su banquillo para tener fresco al equipo, eso le permitió mantener un ritmo infernal en defensa y en ataque, con una intensidad imposible de soportar para el rival en los dos lados de la pista. Los verdes siguieron haciendo daño y el choque alcanzó el descanso con un cómodo 49-34, ante un Martín Carpena entregado a los suyos.

Brizuela, saliendo de un bloqueo. Gregorio Marrero

Osetkowski arrancó desatado el segundo tiempo. Hizo 11 puntos seguidos en tres minutillos y la diferencia se fue a 19, 58-39. El equipo movió el balón con criterio, encontró siempre buenos tiros y Fisac se vio obligado a parar el partido con 69-48. El duelo alcanzó el minuto 30 con un mucho más ajustado 71-58, tras un 0-10 de parcial, en los peores minutos de concentración del equipo.

Kalinoski decidió acabar con cualquier tipo de duda sumando dos triplazos seguidos, que unido a un alley-hoop de Carter devolvió el +19 al marcador, 81-62, ya dentro de los últimos 8 minutos del partido. El hambre por seguir y seguir hizo al Unicaja rondar el +30 (91-62). Al final, 104-78 y fiestón en el Palacio.

Superado el reto del Zaragoza, esta semana será más tranquila para los cajistas. Descansan en la Basketball Champions League y tendrán siete días para preparar la cita del próximo sábado en la cancha del Carplus Fuenlabrada. Mientras tanto, toca disfrutar.

FICHA

104 - Unicaja (21+28+22+33): Alberto Díaz (2), Carter (24), Djedovic (0), Thomas (0), Kravish (6)-quinteto inicial- Perry (16), Ejim (4), Kalinoski (21), Brizuela (8), Osetkowski (18), Lima (3), Barreiro (3).

78 - Casademont Zaragoza (18+16+24+20): Wright (21), Yusta (14), Simanic (2), Sant-Roos (4), Mekowulu (13) - quinteto inicial – Radoncic (2), Jessup (13), Ponitka (2), Hlinason (5); García (2).

Árbitros: Antonio Conde, Andrés Fernández y Fabio Fernández.

Incidencias: Partido de la jornada 10 de la Liga Endesa, disputado en el Pabellón José María Martín Carpena ante 7.037 espectadores.

Compartir el artículo

stats