El entrenador del Unicaja, Ibon Navarro, compareció este martes en la sala de prensa del Carpena en la previa del estreno del equipo en el Round of 16 de la BCL, que tendrá lugar este miércoles ante el AEK de Atenas en el Palacio Martín Carpena (20:30 horas).

En primer lugar, el técnico verde desveló que cuenta con toda la plantilla, una vez que Darío Brizuela se ha reincorporado al equipo tras haber sido baja en el último partido en Liga Endesa debido a su reciente paternidad.

Sobre el AEK de Atenas, un rival inédito en la historia del Unicaja, Navarro señaló que “por encima de los jugadores hay un espíritu de equipo muy claro. Se agarra muy bien a los partidos y al campo porque saben lo que tienen que hacer en los momentos buenos del partido. Tienen gente con mucha experiencia y que atrás trabajan y con lo que tienen lo hacen bien. Sin ser de los que van al contraataque, sabe correr”.

“Es un equipo duro, de los típicos conjuntos griegos que son complicados y saben competir muy bien. Será un partido complicado porque tiene jugadores con mucha experiencia y talento. La incorporación de Jankovic les da un poco más de talla porque muchas veces juegan con tres pequeños y él les da ese tamaño y experiencia. Es un equipo muy completo que nos va a costar mucho”, ha añadido el entrenador del Unicaja.

Sobre el ambiente del Carpena, Navarro apuntó que “el equipo está con ganas de competir y de volver a engancharnos a la BCL. Ojalá que lo hagamos con un buen ambiente en el Martín Carpena. Insisto, que nos ayuden porque el premio es muy bonito pero el camino no es fácil. El grupo va a ser igualado y competido y puede estar en un punto o dos del average la diferencia final”, concluyó.