Plantilla

El Unicaja insiste en su fórmula mágica: polivalencia

Todos los jugadores del proyecto 24/25 pueden jugar en varias posiciones sobre la pista

El Unicaja 24/25 volverá a exhibir polivalencia en la pista.

El Unicaja 24/25 volverá a exhibir polivalencia en la pista. / ACBPHOTO/M.POZO

Beatriz Tocón

Beatriz Tocón

Hay una palabra clave en los despachos del Unicaja desde el verano de 2022: polivalencia. Es una de las razones por la que el equipo cajista fue el único de la Liga Endesa (junto al Real Madrid) que no fichó ningún refuerzo durante el curso anterior. Es verdad que no hubo lesiones graves y eso ayudó, pero cuando hubo contratiempos, el resto de jugadores de la plantilla suplieron la ausencia del que fue baja. Es la misma idea que hay ahora para el Unicaja 24/25.

Alberto Díaz (1-2)

El ‘1’ más puro de la plantilla por sus características más ajustadas a la dirección de juego que a la anotación. Sin embargo, es capaz de estar en la pista junto a otro base. Lo hace en la selección con Lorenzo Brown y también en el Unicaja con Perry. 

Kendrick Perry (1-2)

El Unicaja ha potenciado su faceta como base, aunque ha jugado también de escolta a lo largo de su carrera. Si juega solo o con Carter es ‘1’, con Alberto puede hacerlo de ‘2’.

Tyson Carter (2-1)

Un combo de manual. Su carrera se ha conducido como escolta, pero en el Unicaja ven su futuro más como base. Cada vez dirige mejor. Sin embargo, es fundamental para romper las defensas con su talento en ataque. 

Tyler Kalinoski (2-3)

Es otra de las garantías de la plantilla, capaz de jugar tanto de escolta como de alero. Dependerá de quién ocupe las otras posiciones exteriores porque él es capaz de todo en defensa y en ataque. De hecho, suele defender a aleros más altos y físicos.  

Kameron Taylor y Tyler Kalinoski.

Kameron Taylor y Tyler Kalinoski. / ACBPhoto/Mariano Pozo

Kameron Taylor (2-3)

Por talento y físico, capaz de jugar donde él quiere. Tiene la llave para marcar cómo es el quinteto. Si juega en el ‘2’, algo más alto. Si juega de ‘3’, menos centímetros, aunque más ágil e intenso. Pieza clave. 

Nihad Djedovic (3-2-1)

Probablemente, el jugador en el que más recae la polivalencia, capaz de jugar en todas las posiciones exteriores. Su hueco natural es el alero. Si el cuerpo técnico opta por un quinteto más alto, pasa a escolta. De forma puntual, incluso ha jugado de base.

Jonathan Barreiro (3-4)

Otro de los que es capaz de jugar en dos posiciones, aunque más asentado en el ‘3’. Cuando Ibon Navarro llegó, le colocó en el ‘4’. En estas dos últimas campañas, un fijo en el alero. 

Melvin Ejim (4-3)

Es todo lo que le pide el cuerpo técnico: un ‘4’ con menos altura o un ‘3’ con un físico imperial para frenar a aleros grandes. 

Tyson Pérez (4-3)

Se estrenará en el Unicaja. Otra pieza polivalente. Ibon Navarro le llegó a colocar como alero cuando se encontraron en el Andorra. Puede que no tenga centímetros, pero sí capacidad física para brillar como ala-pívot, su sitio «natural» en Málaga.

Tyson Pérez ya entrena en Los Guindos como jugador del Unicaja.

Tyson Pérez ya entrena en Los Guindos como jugador del Unicaja. / UNICAJAB/FOTOPRESS

Dylan Osetkowski (4-5)

Puede que se trate de la gran bandera de la polivalencia. Un ‘4’ brillante y a la vez un ‘5’ que desestabiliza los esquemas del rival abriendo el campo. 

David Kravish (5-4)

Un pívot clásico, habitual, que domina la zona. Ha jugado puntualmente de ‘4’ en la BCL junto a Lima, aunque no es su lugar de confianza.

Hay otros 2 nombres que apuntan al Unicaja 24/25: Balcerowski y Sima. Si bien el catalán es un ‘5’ muy puro, quizás el jugador menos polivalente de todos, el polaco ya jugó en Gran Canaria como ‘4’, abriendo el campo a pesar de su imponente altura. La polivalencia es el «plan de Ibon» y la fórmula del éxito.

Suscríbete para seguir leyendo