Derecho de tanteo

La ‘operación Sima’ acaba sin oferta del Gran Canaria

El derecho de tanteo llegó a su final sin que el conjunto isleño presentara ninguna propuesta a la ACB por el futuro del pívot, que tendrá que decidir entre la renovación del Unicaja o salir de España

Yankuba Sima tendrá que decidir por estar en el Unicaja o fuera de España.

Yankuba Sima tendrá que decidir por estar en el Unicaja o fuera de España. / ACBPHOTO/M.POZO

Beatriz Tocón

Beatriz Tocón

Ya es oficial. El primer capítulo de la ‘operación Sima’ ha llegado a última hora de este domingo a su punto y final con el cierre del derecho de tanteo de la Liga Endesa, y sin que el Gran Canaria hiciera una oferta formal por el catalán a la ACB. El Unicaja colocó al pívot en la lista de jugadores sometidos a tanteo porque el gran objetivo en Los Guindos es renovarle, y puede que ahora se esté un paso más cerca porque ningún equipo de la Liga Endesa ha dado un paso firme por el center hasta ahora cajista.

A pesar de que era un nombre muy interesante por su condición de cupo y por las garantías de nivel que puede ofrecer, su futuro sigue en el mismo punto que hace un par de semanas, aunque ya con una certeza clara: en la Liga Endesa solo podrá jugar en el Unicaja

En Los Guindos trataron de renovarle hasta el día previo al inicio del «tanteo», pero el agente del jugador pidió un aumento económico a esa oferta y el Unicaja decidió volver a la casilla de salida con cierto disgusto. 

Sima y Happ, ambos con las camisetas de Unicaja y 'Granca'.

El 'Granca' quería a Sima como sustituto de Happ. / ACBPHOTO

El Gran Canaria de Jaka Lakovic era el gran interesado después de la salida de Ethan Happ al Valencia Basket. De hecho, el objetivo desde el primer día fue que Yankuba Sima acompañara a Mike Tobey en el puesto de ‘5’. Sin embargo, ahora deben volver a acudir al mercado para reemplazar a la pareja Happ-Lammers toda vez que el ‘77’ verde no va a ser una opción para el curso 2024/25. 

Pretensiones económicas

Lo cierto es que el conjunto claretiano echó cuentas para afrontar la operación. Tiene que recibir 250.000 euros por la venta de Jean Montero al MoraBanc Andorra -una cláusula incluida en la cesión- y después decidió no igualar los 700.000 euros netos que le puso el Valencia sobre la mesa a Happ. Así que tenían cierto espacio económico que se ha acabado cerrando con la llegada de Caleb Homesley y el más que previsible aterrizaje de Joe Thomasson.

Además, desde las islas eran muy conscientes de la firmeza en la postura del Unicaja. A pesar de que en Málaga no sentó bien ese paso del agente de Sima, el club estaba dispuesto a hacer un esfuerzo -dentro de ciertos límites- para igualar la propuesta que pudiera presentar el Gran Canaria. Así que, definitivamente, el club de Sitapha Savané decidió no perder el tiempo en una operación casi imposible.

Ibon Navarro habla con Yankuba Sima.

Ibon Navarro quiere que siga Sima. / Unicajab/Photopress-Mariano Pozo

¿Y ahora qué?

Ahora bien, aunque se haya cerrado el capítulo del derecho de tanteo y del Gran Canaria, no lo ha hecho el del futuro definitivo del catalán. El pívot tiene que tomar ahora una decisión muy importante. Aceptar la oferta de renovación que tiene del Unicaja es una de las opciones que se le presentan. El Unicaja le ofreció algo menos de 700.000 euros por dos temporadas aseguradas, además de la posibilidad de un tercer año opcional.

El problema es que la decisión del pívot no va a venir marcada por el aspecto económico. El objetivo de Sima es jugar más de lo que él cree que lo va a hacer en Málaga con Kravish y Balcerowski. Por eso podría plantearse jugar fuera de España, para estar en un equipo que le pueda presentar un proyecto con muchos más minutos. 

Eso sí, si finalmente acaba saliendo, el Unicaja tiene sus derechos para la Liga Endesa. En caso de que quisiera volver algún día a la ACB, cualquier equipo que le quiera deberá pasar por caja en Los Guindos. ¿Qué ocurrirá? Lo que es seguro es que la decisión final ya está mucho más cerca.