El lugar más frío del país se encuentra entre Teruel y Guadalajara, donde se han registrado las temperaturas más bajas desde el siglo pasado. El récord está en diciembre de 1963 con -30ºC, casi cinco grados por debajo de 'Filomena'.

Filomena ha reducido de forma drástica las temperaturas en toda España. Pero si hay una zona que ha destacado sobre todas las demás es la delimitada por Teruel, Calamocha y Molina de Aragón (Guadalajara). El conocido como triángulo del frío ha vuelto hacer historia, pues tras el temporal, ha marcado récords históricos de temperatura. Los termómetros marcaron en la zona desde 17,4 grados bajo cero hasta 25,2 grados bajo cero el pasado 12 de enero, dejando literalmente helado a este curioso 'polígono del frío' en nuestro país.

La mínima de 25,2 grados bajo cero se registró en la estación de Molina de Aragón, convirtiéndose así en el lugar y el día más frío de los últimos 57 años en España. Con esta baja temperatura, además, se ha colado en el 'top 3' de los días más fríos en el país. Todos ellos, además, se registran en ese mismo triángulo del frío.

España ha pasado, así y todo, por días con temperaturas aún más bajas de las que ha traído Filomena, pero no todos se acordarán de ellas. Y es que hay que remontarse hasta el 17 de diciembre del año 1963 para que el registro histórico de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) incluya un día tan frío. Ocurrió en la ya extinta estación de Calamocha-Vor en Teruel, a unos 800 metros por encima del nivel del mar, donde se alcanzaron los 30 grados bajo cero.

Las tres localidades que forman el 'triángulo del frío' de España. Fuente: Aemet El recuerdo sigue intacto en la ciudad, con una placa conmemorativa que rememora que un día marcó un récord sin precedentes y que aún hoy no ha sido superado. Para que se registre una temperatura tan baja como aquella, las condiciones tienen que ser ideales desde el punto de vista climático. Antes de Filomena, existe otro registro histórico con una temperatura también realmente baja. Fue en 1952, también en Molina de Aragón, cuando se alcanzaron los 28,2 grados bajo cero.

Coincide que las tres temperaturas más frías del país en la segunda mitad del siglo XX y lo que llevamos del XXI han ocurrido en este 'triángulo de hielo'. El término fue acuñado por el divulgador científico Vicente Aupí en los años 90, que en 2013 publicó un libro con los resultados de sus investigaciones titulado 'El triángulo de hielo. Teruel, Calamocha, Molina de Aragón: Estudio climático del polo del frío español'.

En sus estudios llegó a la conclusión de que las olas de frío que llevan a los -20º a la zona que delimita Guadalajara de Teruel ocurren "todas las décadas, una o varias veces, desde finales de los XIX", según explicó en una entrevista al diario El País. Y aunque ha disminuido la frecuencia, antes de que llegara Filomena, la zona había marcado los -18º en febrero de 2018.

Nevada en Calamocha (Teruel). Foto: Efe ¿Y el cambio climático?

Pero si se puede llegar a este frío, ¿dónde está el cambio climático?. Es la pregunta que siguen formulándose muchos españoles. La respuesta está en que "el tiempo no es clima", como aclara la meteoróloga de la AEMET Delia Gutiérrez Rubio en un reciente artículo publicado en el blog de la institución. "Lo cierto es que las evidencias del calentamiento global del planeta son abrumadoras, y se constatan mes tras mes y año tras año en un aluvión de datos científicos", afirma la investigadora. En este enlace te lo explicamos detalladamente.

Un ejemplo lo pone la misma institución, pues como explica, por cada récord de frío en la última década se han registrado 18 cálidos. En otras palabras, desde 2011 y hasta 2020, el 95% se ha registrado un récord de temperatura cálida y solo en el 5% de las ocasiones ha dejado helados los termómetros.

El cambio climático no solo está asociado al calor, también a la mayor ocurrencia de fenómenos extremos como es el caso de borrascas como Filomena. Por tanto, la población debe adaptarse, no solo al aumento de las temperaturas y la mayor afluencia de olas de calor, sino también para "episodios como la borrasca Filomena este invierno o la borrasca Gloria el pasado".

Paisaje nevado en Teruel. Fuente: esenciadepueblo.com No obstante y como señala la investigadora de la Aemet, lo más importante es, a partir de ahora, "comprometernos en la transformación de nuestro modelo económico y de consumo", pues es la única forma de frenar esta tendencia cada vez más acusada del calentamiento de nuestro planeta y, a la par "armonizar nuestro modo de vida con el respeto al sistema climático en el que lo desarrollamos".