La creación de energía renovable es cada vez una realidad más desarrollada en Andalucía y puesta en práctica por Endesa en nuestra comunidad. Prueba de esto es que en el primer trimestre de 2021 el aumento en la producción de energía verde en Andalucía por parte de Endesa ha sido un 60% más respecto al mismo periodo del año anterior, gracias a los 441 GWh obtenidos en total del trimestre, lo que supone el consumo doméstico de la ciudad de Málaga durante 9 meses. La energía eólica y la energía hidroeléctrica han sido las grandes protagonistas gracias al trabajo de las 48 centrales hidráulicas, 13 instalaciones eólicas, además de 1 de biomasa y 7 fotovoltaicas que Endesa tiene en el territorio andaluz.

En este contexto productivo, Málaga y su provincia es el territorio con mayor capacidad de generación renovable que Endesa tiene en Andalucía, con un 47% del total, distribuidos en 481,46 MW de potencia hidroeléctrica, 188,05 MW de 5 parques eólicos y 86,4 MW de dos plantas fotovoltaicas puestas en funcionamiento en diciembre de 2020 en la localidad de Teba. Además, Endesa está cerrando la tramitación de otros dos parques fotovoltaicos más que en breve comenzarán su construcción en la provincia de Málaga y que sumarán 100 megavatios más de potencia renovable, con una inversión prevista de 62 millones de euros.

Creación de Valor Compartido

Endesa posee un compromiso con el entorno y está ejecutando proyectos sostenibles a largo plazo desde un punto de vista social y medioambiental. Para ello, paralelamente a esas plantas de generación renovable, Endesa pone en práctica los llamados Planes CSV (Creación de Valor Compartido), diseñados junto con los agentes del entorno y cuyo objetivo es maximizar el impacto socioeconómico que los proyectos tienen en la comunidad donde se asientan.

Los llamados ‘Sitios de Construcción Sostenible’ son las bases sobre las que Endesa construye sus proyectos renovables. Esta iniciativa incluye, entre otras medidas, la instalación de paneles solares fotovoltaicos durante la obra, medidas de ahorro de agua con depósitos y sistemas de recogida de lluvia, iluminación eficiente, separación de residuos, utilización de vehículos eléctricos y uso de varios desfibriladores, que luego son donados a los ayuntamientos.

Endesa quiere conseguir que sus proyectos fotovoltaicos tengan una aceptación positiva en el entorno y adquieran un desarrollo en sus vertientes económica, social y medioambiental. A través de ellos, Endesa quiere poner en valor la viabilidad del uso compartido del suelo tanto para el aprovechamiento energético como para el de cualquier actividad agrícola o ganadera relacionada con el sector primario. Un componente muy importante de sus proyectos se centra en la recuperación y promoción o mejora de los ecosistemas y hábitats locales centrando los esfuerzos en la recuperación del suelo y en aquellas especies protegidas o que son vitales para el mantenimiento de los mismos.

El desarrollo de estas iniciativas se consigue a través de acciones como el aumento del terreno disponible para uso agrícola; la preservación de la biodiversidad para evitar la pérdida de ecosistemas y la creación de valor para las comunidades locales. De este modo la eléctrica se alinea con el Pacto Verde Europeo y su hoja de ruta hacia la neutralidad climática en 2050 y a la mejora de las políticas agrícolas que permiten la adaptación del sector primario al contexto actual.

El ejemplo de Almargen

Llevando a la práctica esta filosofía, Endesa ha puesto en marcha en sus plantas fotovoltaicas de Teba un proyecto que da protagonismo al sector primario y que en estos momentos permite pastar a las ovejas de los pastores locales bajo los paneles soltares de dichas plantas. Una sinergia que beneficia no solo al ganado sino también al mantenimiento de las propias instalaciones, ya que los animales realizan una labor de desbroce y limpieza del suelo necesaria en la configuración de las instalaciones fotovoltaicas.

Otro de los planes de Creación de Valor Compartido se ha llevado en la localidad malagueña de Almargen, que se ha convertido en el primer pictopueblo de nuestra Comunidad Autónoma. Todos los locales públicos y privados de esta localidad del interior malagueño cuentan con un pictograma que los identifica de tal forma que las personas que tienen diversidad funcional, o con problemas de comprensión, puedan superar las barreras del lenguaje identificando los lugares de forma sencilla y visual.

Medidas de vanguardia en Teba

Endesa quiere acompañar a los municipios en los que construye sus instalaciones renovables hacía una transición energética real. En Teba, el convenio firmadomplo, va a permitir que la localidad esté a la vanguardia energética y que pasa por el fomento de la movilidad eléctrica con la instalación de puntos de recarga; medidas de autoconsumo en edificios municipales, como el instalado ya en el centro de salud; fomento de la iluminación eficiente en el alumbrado público y la monitorización energética de los edificios públicos, trabajo que ya ha empezado con el análisis de la eficiencia energética de 8 dependencias municipales.