Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, lanza una nueva edición del Movimiento Banderas Verdes, una iniciativa que tiene como objetivo galardonar el esfuerzo de establecimientos hosteleros de la zona la hostelería local y el activismo de los municipios costeros por la transición verde en un contexto marcado por la recuperación de la pandemia por la Covid-19. 

Esta edición contará con la participación de 41 municipios de Andalucía, a los que se ha unido el Ayuntamiento de Casares, la Mancomunidad de la Costa del Sol y varios establecimientos hosteleros de la localidad. Juntos tratarán de incrementar los niveles de recogida selectiva de envases de vidrio y movilizar al sector hostelero para arrebatar la Bandera Verde a Marbella y Almuñécar, ganadores de la última edición.

Banderas Verdes, un movimiento por la recuperación verde 

Banderas Verdes se consolida como una de las iniciativas clave de la alianza de Ecovidrio con la hostelería en un momento marcado por la recuperación de la pandemia y la necesidad de una transición verde. De hecho, a nivel nacional, esta campaña se desarrolla en 129 municipios costeros, de cinco comunidades autónomas diferentes y cuenta con la participación de 14.000 establecimientos hosteleros.

Almuñécar, Marbella, Pals, Tossa de Mar, Benidorm, Dénia, Palma y San Javier resultaron ganadores de la última edición y competirán por revalidar el reconocimiento. En la última edición, Banderas Verdes logró elevar la recogida de envases de vidrio hasta las 48.226 t, un 11,2% más que en el ejercicio anterior. Además, gracias al reciclado de esta cantidad se logró evitar la emisión de 24.514 toneladas de CO2, tales como retirar 11.446 coches de la circulación durante un año.

Marbella y Almuñécar resultaron ganadores de la última edición y competirán por revalidar el reconocimiento junto al resto de municipios participantes

Juan Luis Villalón, delegado de RSU de la Mancomunidad de la Costa del Sol Occidental, invita a los ciudadanos a trabajar por la sostenibilidad.

La competición por la Bandera Verde

Banderas Verdes tiene la singularidad de involucrar tanto a los ayuntamientos locales como a restaurantes, bares, chiringuitos y puntos de restauración en general. Se trata de una campaña que quiere sensibilizar sobre la importancia del reciclaje y de la separación y recogida selectiva de los envases de vidrio. El sector hostelero genera el 52% de los envases de vidrio de un solo uso, por lo que es clave para generar una transición real hacia un modelo de economía circular.

Varios restaurantes, bares y chiringuitos de la localidad se han sumado ya a esta iniciativa en colaboración con el Ayuntamiento de Casares, la Mancomunidad de la Costa del Sol y Ecovidrio.

Con el fin de facilitar a todos los hosteleros participantes la separación de envases de vidrio, Ecovidrio instalará nuevos contenedores y entregará a los hosteleros, de forma gratuita, cubos para facilitar el transporte de los residuos de envases de vidrio. Con un equipo humano desplegado por toda la zona, la entidad recorrerá los establecimientos hosteleros para informar de la campaña y fomentar la participación. Además, realizará un control de los volúmenes de llenado para adaptar las rutas de recogida si es necesario.

En relación con los ayuntamientos, Ecovidrio ha establecido un sistema de puntuación específico para distinguir con la Bandera Verde a los más comprometidos con el reciclaje y la sostenibilidad, con criterios como:  

  • El aumento del volumen de recogida selectiva de envases de vidrio con respecto al año anterior.
  • El porcentaje hostelería local participante y su colaboración para lograr los objetivos.
  • El compromiso adquirido por los consistorios locales para fomentar la campaña entre la hostelería y darle difusión a la misma ante la ciudadanía y visitantes.

Por otro lado, los municipios que logren incrementar sus ratios de recogida de envases de vidrio, pese a no ser los que más hayan aumentado esa cifra, recibirán un reconocimiento singular por parte de Ecovidrio por el esfuerzo realizado y por mejorar la concienciación en su localidad.

El reciclaje de envases de vidrio en Casares

En 2020, los ciudadanos de Casares reciclaron hasta 168.891 kg de residuos de envases de vidrio, lo que supone 24,5 Kg/habitante. Con más de 80 contenedores, en el municipio ya hay un iglú por cada 82 habitantes.