06 de noviembre de 2020
06.11.2020
La Opinión de Málaga
Naturaleza | Bosques

Hayedos y robledales: En busca del bosque encantado

En España hay gran riqueza en lo que a paisajes se refiere y en otoño predominan los tonos amarillos

06.11.2020 | 10:50
Selva de Irati.

Hayedos

El haya es uno de los árboles más populares e impresionantes de nuestros paisajes. Suele habitar en bosques de clima templado en toda Europa, y se caracteriza por sus hojas teñidas de colores rojos o anaranjados. En España se sitúa en las cordilleras septentrionales, fundamentalmente, aunque también pueden estar presentes en el Sistema Central. Aquí listamos una selección de bosques en los que deleitarse con la naturaleza y los hayedos en otoño.

Selva de Irati, Navarra Se trata de un hayedo abetal propio de un cuento de hadas, pero se encuentra en Navarra. Un lugar mágico, al que se accede por Orbaizeta o por Ochagavía y en el que existen numerosas posibilidades de paseos y travesías, a pie o en bicicleta. Es uno de los más extensos y mejor conservados de Europa, después de la Selva Negra.

Hayedo de Otzarreta, País Vasco En las laderas del monte Gorbea, las hayas conforman un paisaje único. Situado en el Parque Natural del Monte Gorbea, entre Vizcaya y Álava, este hayedo es todo un tesoro natural de España. La explosión de color que ofrece cada otoño es espectacular, pero lo es aún más el poder ver las ramas intentando llegar hasta el cielo. Se trata de seres centenarios, cuya forma hace al hayedo de Otzarreta aún más singular: no es normal que las ramas de estos árboles crezcan verticalmente. En la misma reserva también podemos encontrar hayedos y robledales que recorren la Ruta del río Balas.

Hayedo de Montejo, Madrid El hayedo de Montejo de la Sierra, en Madrid, es otra de las grandes apuestas para este otoño. Es uno de los bosques de hayas más meridionales de Europa, y se encuentra entre la Sierra del Rincón, en la Comunidad de Madrid, y la Reserva de la Biosfera de la UNESCO en Ayllón. Puede ser atravesado por diferentes rutas; la senda del Río, la del Mirador y la de la Ladera.

Sierra de O Courel, Lugo En la Sierra de Lugo, Galícia, encontramos una inconmensurable reserva verde, y el camino hacia la frondosa Devesa da Rogueira. Es conocido como el "bosque mágico". por su grandeza en variedad botánica ya que en ese paraje podemos contemplar alrededor de 800 especies diferentes y entre las que destacan las majestuosas hayas.

Robledales

El roble es un árbol caducifolio distribuido por América, Asia y Europa, que suele encontrarse hasta los 2.000 metros sobre el nivel del mar. Sus hojas son grandes y de color verde, pero en los meses de otoño se vuelven amarillentas o rojizas, ofreciendo una increíble explosión de color. Entre los espacios naturales en los que el roble es uno de los protagonistas, destacamos los siguientes

Bosques del Ambroz, Cáceres: En Cáceres encontramos terrenos repletos de robles, chopos, olivos y castaños, que hacen que el "Otoño Mágico en el Valle del Ambroz" sea toda una atracción turística en la comunidad. Es un paraje que comienza en La Garganta y termina en Segura de Toro, siendo, sin duda, una de las rutas de robledales más recomendadas del país.

Bosque de Muniellos, Asturias: Uno de los bosques más grandes de España, y que se caracteriza fundamentalmente por sus robles, se encuentra en Asturias. Su nombre es Muniellos. Este robledal se extiende a lo largo de 2.500 hectáreas de terreno, aproximadamente, y es en otoño cuando su paisaje se tiñe de tonos castaños, amarillos, rojos y verdes, dando lugar a una imagen de gran belleza.

Monte Hijedo, Castilla y León: Este bosque es uno de los robledales más grandes e importantes de España, ya que su masa forestal es bastante grande. Se encuentra en Castilla y León, y es tan antiguo que se tiene constancia de su existencia desde la Edad Media. Limita con Cantabria, atravesando concretamente los pueblos de Alfoz de Santa Gadea y Valderredible, y es junto a Muniellos uno de los más impresionantes de la península. En definitiva, disfrutar del otoño y de la naturaleza en estos hayedos y robledales es totalmente recomendable. Se trata de excursiones que merece la pena realizar para tomar conciencia de la riqueza de los bosques que tenemos en la península.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook