La alerta ante un improbable gran apagón de la electricidad en toda Europa, incluido España, ha hecho que mucha gente acuda a comprar productos que normalmente no adquirirían o no con esa intensidad. Es el caso de camping gas, alimentos no perecederos. Mercadona, por supuesto, no permanece al margen de este fenómeno y ha logrado vender 20.000 unidades en un día de este producto.

Su éxito es tal que en muchos supermercados es difícil de encontrar. Una de las razones que lo explican es que, ante un hipotético gran apagón, sería de utilidad.

Esta teoría tiene su origen en un comunicado del Gobierno de Austria en el que recomendaba a sus ciudadanos que hicieran acopio de bienes y alimentos para sufrir lo menos posible en caso de que se vaya la luz, no solo en el país, sino en todo el continente. Dicho gobierno advertía de la posibilidad de que se fuera el suministro eléctrico durante al menos dos semanas y, pese a que diversas autoridades de renombre, tanto de España como de la Unión Europea en materia energética han señalado que es muy improbable que esto ocurra, son muchos los ciudadanos que han acudido en masa a supermercados y tiendas de supervivencia.

La alternativa de Mercadona

En caso de una gran apagón, obviamente, uno de los principales problemas a los que tendrían que enfrentarse los ciudadanos es la necesidad de iluminar las habitaciones de su casa.

Es aquí donde entra en juego el producto de Mercadona. Se trata de una juego de velas perfumadas. Los consumidores las están comprando porque creen que no cuesta nada tenerlas en casa por si acaso. Además, sirven si se da un fallo de la electricidad durante algunas horas.

Las velas aromáticas del Mercadona que triunfan por el gran apagón.

Su suave llama combina a la perfección con el olor relajante que desprenden. Su fabricante es la marca Bosque Verde, muy popular en toda España. El pack consta de cuatro velas, a escoger entre diferentes olores (vainilla, talco, chai y frutos silvestres). El precio del producto de Mercadona es de 1,65 euros.