De vez en cuando, entre todos los aparatos que trae Lidl a sus supermercados, aparece alguno de limpieza. Normalmente, suelen ser pequeños aparatos que tratan de hacer de esta labor algo más sencillo, rápido y cómodo. En los años 80 comenzó a usarse un nuevo aparato, llamado vaporeta, para limpiar las casa. Ese producto se ha ido popularizándose cada vez más y ahora Lidl lo trae para ayudarte a dejar la casa impecable. Te la presentamos.

La nueva vaporeta de Lidl

Antes de nada, cabe señalar que una vaporea no es un aspirador de mano. Si bien tienen ambos aparatos la misma función: limpiar, y actúan de maneras similares, las vaporetas usan agua para quitar la suciedad, mientras que los aspiradores aire. Dicha agua está en un tanque que va incorporado al aparato y que se caliente para después salir a presión.

Ventajas

Usar una vaporeta ofrece muchas ventajas. Y es que, al ser un aparato ligero y pequeño, podemos limpiar prácticamente cualquier rincón cómodamente y llevarlo a la habitación que queramos cómodamente.

También destaca que es tremendamente fácil de usar, ya que solo hay que asegurarse de que el depósito esté lleno y esperar a que el agua esté caliente para emplearlo. Lidl, recomienda el uso de su vaporeta en llantas, baldosas, grifos, espejos, así como cualquier superficie resistente al vapor, véase piedra, metal o vidrio.

La vaporeta de Lidl es muy útil para limpiar grifos.

Características

El tanque que contiene la vaporeta tiene una capacidad de 250 ml y sus dimensiones son de 37,5 x 22 x 13,2 cm. La presión a la que sale el agua puede oscilar entre los 2,8 y los 3,5 bares, pudiéndose ajustar la misma en función de la boquilla que se le coloque. Tiene un cable de 4 metros de longitud y la manguera mide 57,5 centímetros.

También incluye ocho accesorios: boquilla alargadora, vaso medidor, boquilla angular, accesorio limpiacristales, cepillo redondo, boquilla para tapicerías con funda de algodón, tubo flexible alargador y embudo. Todo ello por únicamente 19,99 euros.