Con la llegada del calor también han vuelto los mosquitos, los cuales aparecen cuando las temperaturas suben. Esto supone también un regreso de sus molestas picaduras así como de su zumbido que muchas veces dificulta el sueño. Por ello, buscamos diferentes productos como repelentes o enchufes, que ahuyenten a los mosquitos. Sin embargo, no todo el mundo sabe que cómo vestimos, también puede hacernos presa o salvarnos de los mosquitos.

La ropa antimosquitos

Y es que, a la hora de hacer que un mosquito nos pique o no, hay diversos factores que influyen, como el gripo sanguíneo, el aliento, la cantidad de CO2 que se expulsa o la temperatura corporal. Sin embargo, un estudio publicado en la revista científica Nature Communications apunta a que los colores también atraen o alejan a los mosquitos.

El estudio, realizado por un grupo de científicos de la Universidad de Washington, pretendía descubrir nuevos factores que atraen a los mosquitos y que, por ende, hacen que piquen más a una persona que a otra.

A los mosquitos les atraen más unos colores que otros.

Para el análisis se empleó una cámara que rastreaba las respuestas de los mosquitos a las diferentes señales olfativas y visuales.

Entre los resultados arrojados, los investigadores descubrieron que estos pequeños insectos no respondían de la misma manera a todos los colores. De hecho, después de analizar 1,3 millones de trayectorias de vuelo, descubrieron que eran más propensos a acercarse a los puntos de color cian, naranja, rojo o negro, mientras que tendían a ignorar los azules y verdes. Por ende, si vistes con uno de estos colores, tendrás más fácil salir airoso y que los mosquitos no te piquen.