La venta de productos frescos se dispara durante los meses de verano, pero nunca se pudo predecir un impacto así de un producto lácteo en la cesta de la compra. El nuevo queso fresco que Mercadona ha puesto a la venta se ha convertido en un auténtico éxito sin precedentes, y está a poco de convertirse en un producto tan imprescindible para el bodegón habitual de las neveras españolas como la leche

El artículo de Mercadona que está dejando atrás todas las marcas vistas hasta la fecha es el queso fresco batido de la marca Hacendado: un lácteo elaborado a partir de leche desnatada pasteurizada y fermentos. 

Los motivos del éxito del nuevo queso fresco de Mercadona 

La primera razón que ha convertido al queso fresco batido de Mercadona en un hit de ventas es el aporte calórico que NO tiene: con 46 kilocalorías por cada 100g, es el queso que menos engorda de toda la gama. 

A favor del público fit, también es una de las mejores opciones para las dietas hiperproteicas, ya que por cada 100g de queso batido del Mercadona encontramos 8 gramos de proteínas. 

Por último pero no menos importante, el precio: el queso batido del Mercadona tiene un precio de 1,49€ si lo compramos en un pack de cuatro tarrinas de 120 g o de 0,99€ si compramos la opción de 500g