Este verano está siendo abrasador y las previsiones nos dicen que el calor no nos va a dar tregua, por lo que tenemos que seguir tomando medidas, en especial si en casa hay grandes ventanales, como los de los balcones y las terrazas.

Aquí el problema es que los rayos del sol inciden de manera directa, convirtiendo el interior en un horno que luego es imposible de enfriar incluso con el aire acondicionado.

Lidl viene en nuestro auxilio con un estor que se instala por fuera, de una forma muy sencilla, y que se sube y se baja con una manivela.

Bloquea el sol y la lluvia

El estor, que viene con unas medidas de 140 x 250 cm cuando está extendido, cuesta 69,99 euros. Tiene varias funciones, entre las cuales está bloquear la luz, aislarnos visualmente del exterior y repele el agua, por lo que se puede usar en zonas lluviosas.

Cuando comience a dar el sol en la ventana solo tenemos que salir y bajarlo con la manivela, momento en el que el sol ya no entra gracias a su color negro y también evita que nos vean desde el exterior, algo idóneo si la ventana da a una zona transitada o en la que hay vecinos cerca.

Además, que repela el agua nos puede ser muy útil porque permite abrir la ventana en días de lluvia (como cuando cae la clásica tormenta) dejando la lluvia fuera y refrescando el interior de la vivienda.

Los podemos encontrar en todos los Lidl de España y se fija tanto en la pared como en el techo con herramientas de lo más básicas, así que un momento después de sacarlo de su caja ya lo podemos tener puesto en nuestra ventana.

Por el precio que tiene no vamos a encontrar nada de más calidad en el mercado, pues posee una resistencia muy alta a los rayos UV, lo que significa que nos va a durar varios años en los que nos protegerá del sol excesivo.