Seamos realistas: cualquier nuevo truco para adelgazar es bienvenido. Aunque el bodypositive es una tendencia cada vez más extendida en nuestra sociedad, también es cierto que la talla todavía es una de las mayores preocupaciones que nos afectan cuando vamos a la playa o tenemos algún evento importante. 

Los japoneses, que son conocidos por sus técnicas y productos eficientes, también se han dedicado al milenario objetivo de bajar de peso. En este caso, con un método para perder peso patentado por un médico nipón: Toshiki Fukutsudzi. 

Como muchos descubrimientos, este truco para adelgazar también fue fruto de la casualidad: el doctor Fukutsudzi buscaba una manera de aliviar los dolores de espalda que sufrían sus pacientes y, sin quererlo, se percató de que también servía para perder peso. 

Todo empezó por el diagnóstico de la lumbalgia: en muchos casos, es fruto de una mala postura; y este médico desarrolló una forma de corregirla que buscaba recolocar la pelvis. 

Al parecer, la mala colocación de la pelvis también está asociada con una acumulación de grasa en torno al abdomen y, por eso, si con esta técnica se consigue corregir, también se produce la apariencia de una cintura más delgada. 

Básicamente, se trata de poner una toalla debajo de la cintura y mantener una postura determinada durante 5 minutos: con esta técnica, conseguiremos mejorar la posición de la cadera y la pelvis, y por tanto reducir la grasa abdominal. 

En primer lugar, hay que sentarse en el suelo, estirar las piernas separadas y colocar la toalla debajo de los riñones. Después, hay que acostarse encima y estirar los brazos hacia arriba. 

Por último tenemos que tocar meñique con meñique y el dedo del pie con el dedo del pie. Aunque puede ser una posición incómoda, tenemos que permanecer en ella 5 minutos y repetirla todos los días para reducir nuestra grasa abdominal. 

En este video se puede ver explicado paso a paso cómo realizar la técnica japonesa de la toalla para adelgazar: en él, un profesional enseña cómo llevar a cabo el proceso desde el principio (cuando enrollamos la toalla) hasta la postura final que tienen que mantener las personas interesadas en hacerlo. 

Aunque el video está en japonés y puede ser difícil de interpretar para los hispanohablantes, podemos basarnos en la posición de cada figurante para hacernos una idea de cómo ejecutar bien esta técnica.