Aunque en verano nos preocupamos más, adelgazar es una preocupación que nos atraviesa todo el año: tanto si queremos prepararnos para el bikini en las próximas vacaciones, como si vamos a enfrentarnos a los excesos del verano, las recetas para perder peso son la mejor opción para cuidar nuestra línea. 

Por supuesto cualquier estrategia para quemar grasa debe ir acompañada de un estilo de vida saludable, ejercicio y supervisión profesional (de un nutricionista o de nuestro médico) además de la alimentación. Por eso, esta receta para adelgazar se basa en un súper alimento muy completo que convertirá nuestra dieta en una estrategia muy saludable. 

El súper alimento que necesitas para preparar esta receta es la avena: una aliada indiscutible para adelgazar de forma controlada y saludable. 

La avena es perfecta para bajar de peso y además se puede consumir de muchas formas distintas (aunque en esta receta nos basamos en la más indicada para quemar calorías): además nutricionalmente hace un aporte ideal de proteínas y fibra que ayuda a tener energía y evitar el estreñimiento. 

Gracias al efecto ultra saciante de la avena y una buena dieta supervisada nutricionalmente, podremos llegar a perder hasta 5 kilos semanales. 

¿Por qué es beneficioso el batido de avena y manzana?

El batido para el desayuno de avena y manzana tiene una ventaja principal con respecto a otros platos para hacer dieta: y es que se trata de uno de los más saciantes que puedes encontrar. Además, tiene un alto contenido de fibra (por lo que equilibra el tránsito intestinal), limón (para depurar el organismo) y está riquísimo (gracias a la manzana, que edulcora la mezcla de forma habitual). 

Ingredientes para preparar el batido de avena y manzana

El ingrediente base de este batido es la avena: necesitamos 30 gramos (en copos), 1 manzana de la variedad que prefiramos, medio limón o lima, agua y canela si lo deseamos. 

Cómo se prepara el batido para adelgazar

Al igual que todos los batidos, vamos a necesitar una licuadora para prepararlo naturalmente en nuestra casa. En ella vertemos los ingredientes y trituramos hasta que quede un líquido espeso al gusto.