Un complemento alimenticio para combatir la disfunción eréctil ha sido retirado del mercado por La Agencia Española del Medicamento y Producto Sanitarios (AEMPS) por considerar su composición 'ilegal'. Según la institución sanitaria, debería estar catalogado como medicamento en vez de suplemento, y someterse así a un tipo de regulación distinta y más estricta.

El producto en cuestión, llamado KUH.NEKT estaba destinado a recuperar la función eréctil y engañaban al consumidor ocultando su verdadera composición y aportando información errónea sobre los riesgos de tomarlo.

El componente en cuestión que convierte al KUH.NEKT en un complemento proscrito se llama tadafilo: una sustancia activa que según los análisis llevados por el organismo puede intervenir en la erección fisiológicamente a partir de una acción farmacológica, por lo que su condición real debería de ser de medicamento para someterse al escrutinio de la AEMPS.