Una gran mayoría de padres no saben qué hacer para que su bebé deje de llorar. Incluso, muchos de ellos se desesperan tras probar muchas opciones y descartar los principales motivos que producen el llanto. Desconocen si tienen hambre, quieren dormir, están incómodos, les duele algo, etc. Sin embargo, una investigación científica revela que coger al bebé en brazos y caminar cinco minutos es lo más efectivo.

Sostener al bebé y caminar cinco minutos calma el llanto

Un reciente estudio realizado por el RIKEN Center for Brain Science en Japón, que ha sido publicado en la revista Current Biology, revela que coger al pequeño en brazos y caminar entre cinco a ocho minutos es una estrategia que funciona.  El equipo de investigación dice que esta acción lo relaja.

Indudablemente, muchos padres primerizos experimentan estrés, porque no son capaces de calmar al bebé. El nerviosismo, incluso, actitudes agresivas al no conseguir su propósito afectan negativamente al más pequeño, por dicha razón, esta evidencia supone un paso más tras hacer las averiguaciones pertinentes.

Durante el estudio, se analizó la reacción de 21 bebés en distintas situaciones, como dejarlos sentados en el carrito, tumbados en el capazo o la cuna mecedora, así como tenerlos en brazos y caminar con ellos. Se observó que, en este último caso, el pequeño dejaba de llorar y su ritmo cardíaco se reducía. 

Asimismo, el equipo de investigación también destaca que no es suficiente con tenerlo entre los brazos para dejar que llore, sino que el movimiento es necesario, porque tiene efectos calmantes. Durante estas pruebas, se comprobó que después de dormir al bebé, la madre tendría que esperar unos minutos antes de acostarlo para evitar que se despertase.

En conclusión, para muchos padres, posiblemente, esta investigación no arroja datos nuevos. Seguramente, que por instinto, algunos ya averiguaron que esto era lo más apropiado para su pequeño. No obstante, lo más novedoso es que se hagan estudios científicos para avalar este resultado.