Las estafas a través del teléfono, las redes sociales o los mensajes de texto están a la orden del día: la contraparte de tener a nuestra disposición cientos de tecnologías de la comunicación diferentes, y a cada cual más innovadora que la anterior, es que los hackers y expertos en ciberestafas suelen ir por delante de las autoridades.

Normalmente son estas, los Policías, la Guardia Civil y otros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado quienes nos advierten de los nuevos timos; pero en esta ocasión, ha sido la Organización de Usuarios y Consumidores la encargada de dar la voz de alarma. El motivo es que, en esta ocasión, la institución ha sido el blanco de la suplantación de identidad necesaria para llevar a cabo la estafa.

Según denuncian desde la OCU, la nueva estafa de vishing esta utilizando el nombre de la organización para engañar a las víctimas y, gracias a esta estrategia, han conseguido hacerse con los datos de muchas personas. En un comunicado, han recordado que "OCU solo hace sus recomendaciones a través de sus publicaciones, y es ilegal usar el nombre de OCU con fines comerciales o publicitarios".

Así es el nuevo timo del 'Vishing'

El nuevo fraude telefónico, conocido como vishing, consiste en recibir dos llamadas: una de tu supuesta compañía telefónica donde te dicen que van a subir los precios de la tarifa e, inmediatamente después, otra llamada de la supuesta competencia ofreciendo precios más baratos y asegurando estar recomendada por la OCU.

A través de este engaño, los ladrones buscan que les proporciones tus datos personales para "cambiarte de compañía" a través de la estrategia de precios y, aprovecharlos para robarte.

Aunque esta estafa no es nueva, si tiene un elemento distinto a los anteriores: hasta ahora, los timadores llamaban para decir que la tarifa había subido entre 10€ y 20€, y después ofrecían una tarifa más barata con otra compañía sobre el enfado del cliente. La diferencia es que ahora esa "segunda compañía" con un nombre hasta ahora desconocido, está supuestamente respaldada por la Organización de Consumidores y Usuarios.

"El vishing es un tipo de estafa de ingeniería social por teléfono en la que, a través de una llamada, se suplanta la identidad de una empresa, organización o persona de confianza, con el fin de obtener información personal y sensible de la víctima", informa el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), que pone a disposición de quienes lo necesiten el número 017 de ayuda en ciberseguridad.

¿Cómo esquivar la estafa del 'vishing'?

A raíz de la estafa, la Organización de Consumidores y Usuarios ha publicado en su página web una serie de consejos para evitar ser estafado por esta estrategia fraudulenta. Lo primero, es tener cuidado si recibimos dos llamadas seguidas; después, desconfiar de la comunicación que no tiene acompañado un soporte escrito (es decir, si no te han enviado una carta o un mail que respalde la oferta); desconfiar de la subidas repentinas de precio (es obligatorio que te avisen con 30 días de antelación); sospechar de las llamadas anónimas y, por último, revisar la página web de la supuesta compañía.