El queso es posiblemente uno de los productos que más unen: salvo contadas excepciones, a todo el mundo le vuelve loco este alimento que según cómo se tome puede ser aperitivo, ingrediente, acompañante e incluso postre. Ahora, Aldi ha incluido en su catálogo uno de los mejores quesos del mundo que ha causado furor entre los clientes por la forma tan curiosa de comerlo.

Se trata del queso Tête de Moine: un queso semicurado típico de Suiza que se elabora con leche cruda y que es perfecto para rallar gracias a una Girolle: una herramienta especialmente inventada por el quesero Nicolás Crevoisier en 1982 para esta variedad de producto lácteo.

A diferencia de la mayoría de quesos, el Tête de Moine ni se corta en cuñas ni se raspa para hacerlo virutas: su particular forma de servirlo lo ha convertido en uno de los más originales para probar.

Tête de Moine en Aldi

El furor por este nuevo queso de Aldi comenzó con la recomendación de una usuaria, Lula, que avisaba a los "queseros" de su TL de esta novedad que está buenísima según su criterio. Tras recibir más de 5.000 me gustas en la publicación, la tuitera colgó el precio exacto por el que se puede encontrar el producto en el supermercado: exactamente 12,99€: unos 32€ el kilogramo.

Incluso la cuenta oficial de Aldi se ha atrevido a pronunciarse sobre el éxito de este curioso queso en redes sociales: "Me encanta entrenar. El entreno: Dar vuelas a la manivela del queso", ha escrito en respuesta a la publicación principal.