04 de junio de 2015
04.06.2015
Trucos de decoración

Consigue una casa de revista en sólo 10 minutos

Sigue estos sencillos pasos para dar la vuelta a la decoración de tu hogar sin esforzarte demasiado

04.06.2015 | 18:44
Decora tu casa en sólo 10 minutos.

Muchas veces pensamos que para dar un nuevo estilo a nuestra casa es necesario recurrir a expertos en decoración o tiendas caras para lograrlo. Sin embargo, con unos sencillos trucos podrás conseguir una casa de revista en sólo diez minutos.

Añade un poco de color
Con un poco de color podrás conseguir resultados de lo más sorprendentes en la decoración de tu casa. Si quieres darle más energía a la habitación opta por darle toques de colores cálidos como amarillos o naranjas. Por el contrario, si prefieres estancias más calmadas a puesta por los tonos azules, verdes o morados.

Cambia las cosas de sitio
No hace falta comprar cosas nuevas para cambiar la decoración de nuestra casa. En ocasiones, cuando nos encontramos con habitaciones pequeñas, podemos probar a cambiar las cosas de sitio para darle otro toque a la estancia y hacer que parezca más grande.

Apuesta por la comodidad
Los cojines y las mantas no son nada caros y con ellos podrás conseguir que tus sofás o camas parezcan sacados de una revista y que tus invitados se sientan de lo más cómodos.

Pon fin a los problemas de almacenamiento
Si vives en una casa pequeña sabrás que el almacenamiento es muy importante en una casa. Para cambiar el estilo de una habitación apuesta por buscar nuevas formas de almacenamiento, como por ejemplo, esconder las cajas debajo de la cama.

Haz que tus invitados se sientan especiales
Presta atención a detalles pequeños como las cortinas de la ducha, las flores o apuesta por sorprender a tus invitados creando figuras con las toallas del baño.

Limpia las ventanas
Puede parecer una tontería pero cuando la iluminación de una habitación depende de una ventana, cualquier mancha en la misma se convierte en un mundo.

Céntrate en un punto
Si a la hora de decorar una habitación no sabes por dónde empezar, lo más sencillo es que te centres en un punto concreto y bases el resto de la decoración en el mismo. Por ejemplo, en un salón apuesta por convertir la televisión o la chimenea en el centro de atención.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook