02 de octubre de 2018
02.10.2018

Cómo limpiar los edredones en casa fácilmente

Es fundamental consultar la etiqueta y tener en cuenta el tejido del que está hecho

02.10.2018 | 14:16
Consejos para lavar los edredones.

Si estás pensando en limpiar los edredones de tu casa, pero no quieres llevarlos a la lavandería, aquí tienes algunos consejos para lavarlos fácilmente.

Lo primero que tienes que hacer es consultar la etiqueta de tu edredón, antes de lavarlo en casa.

Edredones de algodón


Para lavar un edredón de algodón hay que evitar el uso de suavizante y poner el programa correspondiente de la lavadora, respecto a la temperatura y a las prendas de gran tamaño. Lo mismo deberás hacer para secarlo. Lo recomendable es hacerlo a temperatura media. Siempre, previa consulta de la etiqueta de tu edredón.

Si no te atreves a meterlo en la lavadora por sus dimensiones o no puedes lavarlo en la lavadora según su etiqueta, siempre puedes lavarlo en la bañera. Lo más complicado si llevas a cabo un lavado en la bañera será escurrirlo. Para facilitar esta tarea, puedes colgarlo en la barra de la cortina y así ayudarle a perder el agua acumulada.

GETTY IMAGES

Posteriormente, tendrás que tenderlo al aire libre para que acabe de secarse. Es recomendable que elija días con buen tiempo para acelerar el proceso de secado de tu edredón.

Edredones de plumas


El proceso para lavar los edredones de plumas es muy similar al que realizamos con los sintéticos. En este caso, volveremos a evitar los suavizantes y optaremos por detergentes para prendas delicadas. Para asegurarte que los restos de jabón no queden en las plumas de tu edredón deberás pararte en el programa de enjuagado. Si es preciso, puedes someter a tu edredón a varios programas de enjuagado para asegurarte así de que queda bien limpio.
El secado también será el que indiquen las características que aparecen en la etiqueta de tu edredón de plumas. Si no te atreves a meterlo en la secadora o no te cabe, siempre podrás secarlo al aire libre. Es recomendable hacerlo bien extendido y en días con buen tiempo.

A la hora de lavarlo a mano, el proceso será el mismo que con los edredones de algodón. Recurre siempre a jabones suaves e intenta facilitar la tarea del escurrido colgándolo en alto sobre la bañera para que pierda el agua.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook