27 de abril de 2012
27.04.2012
40 Años
40 Años

Peinados de plancha

Los cambios de estación propician cambios de imagen y nada mejor que tener una buena plancha de pelo cerca para hacerlos realidad

27.04.2012 | 23:56
Una joven utiliza una plancha de pelo.

Los cambios de estación propician las ganas de cambiar de estilo. Un nuevo corte, un color original o una simple coleta permiten reinventar la propia imagen con poco esfuerzo y mucho estilo. Para abrir boca, se puede echar un vistazo a los mejores peinados presentados en los desfiles para una primavera que vuelve a poner de actualidad los años 70 y se permite a veces un toque grunge.

Moños de bailarina, recogidos con mechas sueltas, colas de caballo en todas sus versiones, caras despejadas con raya al lado o en medio y el cabello pegado al cráneo, ondas y rizos naturales son algunas de las opciones que están de moda. Y también resultan muy prácticos los cortes polivalentes capaces de adaptarse a los distintos actos de la agenda y la vida cotidiana sin perder las formas.

La herramienta apropiada para conseguir esos efectos es la plancha para el pelo (también denominada styler), que ha cambiado hábitos y costumbres y se ha convertido en imprescindible en los retoques de última hora y para evitar encrespamientos. No hay sesión de fotos ni backstage de desfile donde no las tengan a mano. Se usan para hacer rizos y ondas o controlar el volumen del cabello si el peinado así lo requiere, y su versión mini es muy útil en los viajes. Con el tiempo han evolucionado y se han hecho más versátiles. Ya no se limitan a dejar el mechón como una tabla y, sobre todo, son más seguras, ya que tienen sistemas de control de temperatura y resultan eficaces con menos calor.

"Los mayores enemigos del pelo son las altas temperaturas y la fricción que ejercen algunas planchas sobre él", advierte René Rust, director científico europeo de Braun. "Para mantener la salud y el brillo del cabello es fundamental adaptar el calor a cada tipo de pelo. La temperatura no ha de pasar de los 200 grados, y las placas deben distribuir el calor de manera uniforme", recomienda el experto. Y algo fundamental es no usar la plancha si el cabello no está completamente seco.

Alisador que suaviza el cabello ondulado o rizado, añadiendo un brillo intenso y protegiendo la cutícula del calor del secador. Smooth Infusion Glossing Straightener. 25 €. Aveda
Protector para antes de pasar la plancha que se pulveriza sobre el cabello. Spray protector térmico. 13,50 €. Montibel·lo
Aerosol elaborado con bambú, protector y revitalizador, que se activa con el calor y evita el encrespamiento. Spray termo-alisador Hidra-Liso. 4,70 €. Garnier
Reparador que protege el cabello del calor del secador, la plancha o las tenacillas hasta 220 grados y deja un tacto suave y agradable al instante. Gliss Reparación Total. 5,95 €. Schwarzkopf
Plancha con las puntas de sus placas de cerámica redondeadas para que se deslicen con mayor suavidad. Sella las cutículas y aporta brillo al cabello. La carcasa exterior es ligera y fría al tacto, lo que facilita su manejo. Se apaga automáticamente a los 30 segundos de inactividad. Gold Series. En tres tamaños Maxi, Classic y Mini. 189 € c/u. GHD
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine