27 de octubre de 2017
27.10.2017

Maquillaje de Halloween: ¿Cómo hacer una herida terrorífica?

Si quieres impactar a tus amigos con una herida de lo más real no te pierdas este tutorial

28.10.2017 | 08:20

Halloween ya está aquí. Aunque este año la fiesta cae oficialmente en martes, son muchos los que aprovechan el fin de semana anterior. Si este año te ha pillado por sorpresa o te has apuntado a una fiesta de última hora y no tienes qué ponerte, no desesperes.

Selene, la gurú española de los tutoriales de belleza, te enseña cómo crear una herida terrorífica para sorprender a todos la noche de Halloween o en cualquiera de las muchas fiestas que se organizan los días anteriores.

Cómo hacer una herida para Halloween

El látex es el principal producto que necesitarás a la hora de preparar este tipo de maquillaje para Halloween. Después de limpiar bien la zona en la que quieres colocar la herida, comienza a aplicar capas de látex líquido.

Añade cuantas más capas, pero sin pasarte para que no quede muy artificial. Recuerda que después de aplicar cada capa debes esperar a que el látex se seque para que se adhiera bien a la piel antes de aplicar la siguiente.



Si no puedes conseguir el látex, una opción más 'rústica' pero casi igual de efectiva es la de aplicar cola blanca sobre la piel y colocar pequeños algodones dando la forma de la herida. Con la ayuda de un pincel, empapa después esos algodones con cola y déjalos secar bien.

Una vez esté preparada la base de la herida, aplica una base de maquillaje sobre la zona. Intenta que sea un poco más clara que el tono de tu piel para que parezca que esté más irritada.

Después, comienza a dar forma a la herida con unas tijeras con cuidado de no cortar tu propia piel. Es aquí donde puedes dejar volar tu imaginación y optar por una herida más grande, más pequeña, con más piel colgando, etcétera.

Corta el látex con unas tijeras para dar forma a tu herida.

Llegados a este momento puedes dar los últimos retoques con látex a tu herida, pegando algunas zonas al cuerpo para que no quede muy artificial.

Para darle ese color sangriento a tu herida, utiliza un pintalabios de color rojo en la zona del interior. Puedes aplicar una sombra de ese mismo tono por encima del labial para fijarlo y evitar que se vaya el color.

Después aplica un poco de pintura negra en los bordes interiores de la herida para darle más profundidad y difumínalo para que todos los colores se integren.

Pinta la zona de alrededor con tonos azules y lilas.

Con una mezcla de sombras de ojos azules y lilas puedes darle un toque más amoratado a los bordes de tu herida de Halloween y a la zona de alrededor. Después utiliza un brillo de labios rojo por la zona de la herida para darle más realismo.

Finalmente llega el momento más divertido de este maquillaje de Halloween: es hora de aplicar la sangre falsa en tu herida terrorífica. Si no tienes este tipo de sangre artificial puedes aplicar un poco de pintura roja diluida en agua, si es con ayuda de una jeringuilla mejor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine