Makoke nos demuestra cómo no hay tendencias limitadas solo a las jovencitas, adoptando un look Barbiecore con un efecto deslumbrante, al menos en ella. Es evidente que quien tuvo, retuvo.

Septiembre es un mes de bodas, junto con junio. Sin embargo, parece que septiembre invita a colores menos llamativos, menos alegres, para asistir como invitada. ¿O tal vez no? En plena fiebre Barbiecore, donde el fucsia es casi obligación, Makoke nos sorprende con una apuesta tan arriesgada como acertada, al combinar rosa palo y fucsia.

Un total look en rosa que acaparó todas las miradas

Desde que mostró sus uñas glaseadas, de base blanco perlado con iridiscencias rosa, nos preguntábamos cómo sería su atuendo. Parecía que iba a ser trendy, pero no nos encajaba en una boda, y de hecho no puso ser más acorde a las tendencias, a la par que diferente a lo acostumbrado.

Un vestido rosa pálido de escote recto, con drapeados en la cintura, silueta recta y una enorme raja en la falda, combinado con un chal también en color rosa pero no a juego, sino creando un efecto degradado y zapatos llenos de brilli brilli. Es evidente que la manicura no podía ser mate ni clásica, ¿verdad?

Lo cierto es que el resultado nos ha parecido espectacular. No sabemos si su melena rubia con ondas surfer ha ayudado a dar naturalidad y frescura a esta combinación difícil o si estaba todo metódicamente estudiado desde un principio para que hablásemos de ella, siempre bien, por supuesto.

Y es que podíamos esperarnos, tal vez, una apuesta en rosa en junio, pero ¿a las puertas del otoño? También nos podría parecer, a priori, un atuendo postadolescente y no el exitoso outfit de una mujer hecha y derecha, que nos ha demostrado cómo no hay estilismos prohibidos para ciertos eventos o ciertas edades si se saben llevar con elegancia.