21 de junio de 2013
21.06.2013
Prevención

Claves para disfrutar sol sin poner en peligro la piel

La exposición despreocupada al sol es el principal factor de riesgo del melanoma, que sigue aumentando

25.06.2013 | 14:29

Prevenir el cáncer de piel

  • Ante todo, utilizar un fotoprotector adaptado a cada tipo de piel y bronceado. Lo mejor es evitar la exposición al sol, especialmente en las horas centrales del día
  • Tienen especial riesgo las personas que han recibido mucha radiación solar en su juventud, o han utilizado cabinas de bronceado,  y las que tienen múltiples lunares.
  • Cualquier lesión pigmentada que pique, crezca, sangre o cambie de color debe incitar a los pacientes a acudir a la consulta médica.

Otros consejos contra el calor

  • Hidratarse bien, no hacer esfuerzos, estar en lugares frescos y a la sombra son las pautas básicas. Evite las actividades en el exterior en las horas mas calurosas
  • Beba mucha agua o liquidos sin esperar a tener sed, salvo si hay contraindicacion medica. Evite las bebidas alcoholicas, cafe, te o cola y las muy azucaradas.
  • Haga comidas ligeras que le ayuden a reponer las sales perdidas por el  sudor (ensaladas, frutas, verduras, gazpachos o zumos).
  • Si tiene que permanecer en el exterior procure estar a la sombra, use ropa ligera y de color claro y use sombrero. Utilice un calzado fresco, comodo y que transpire.

En la actualidad, en España se detectan unos 3.200 nuevos casos de cáncer de piel al año y la incidencia continua aumentando un 10% anual. Por este motivo, especialistas en Dermatología destacan la importancia de realizarse revisiones periódicas de la piel para curar esta patología a tiempo. La exposición despreocupada y desmesurada al sol multiplica el riesgo de tumores. Por ello, además de la prevención, los especialistas recuerdan que realizarse revisiones periódicas de la piel ayuda al diagnóstico precoz, lo que permite curar hasta el 95% de los cánceres de piel. Cualquier lesión pigmentada que pique, crezca, sangre o cambie de color debe incitar a los pacientes a acudir a la consulta médica.

La falta de calor puede hacer olvidar a la población que, independientemente de las temperaturas, en esta época del año los rayos solares caen de forma perpendicular en los países del hemisferio norte y, por tanto, inciden de forma más directa e intensa. Por esta razón, protegerse de la radiación solar, empleando los filtros solares físicos y en crema mas adaptados a cada piel, es imprescindible para evitar el deterioro y complicaciones graves en la piel, explica la doctora Pilar López, del Servicio de Oncología Médica de MD Anderson Cancer Center de Madrid.

Las tres formas más frecuentes de cáncer de piel son el carcinoma o epitelioma basocelular, el carcinoma o epitelioma espinocelular y el melanoma maligno. Este último es el responsable del 80% de las muertes por cáncer de piel en España y se desarrolla tras una malignización de los melanocitos, encargados de dar coloración a la piel. Aunque hay un pequeño porcentaje de casos genéticos, se sabe que el causante directo es el sol.

"Ya se sabe que lo que más influye de cara al cáncer de piel son las quemaduras en la edad infantil, cuando somos pequeños, por eso lo de quemarse es un error muy importante y eso es lo que hay que evitar. ¿Cómo elegir nuestro fotoprotector? Lo primero que tenemos que fijarnos en el tipo de piel que tenemos y calcular nuestro fototipo: miramos el color de ojos que tenemos, el color del pelo y vemos cómo nos bronceamos, y según nuestro fototipo vamos a necesitar un fotoprotector más alto o más bajo", dice la Dra. Ana Molina, dermatóloga de la Fundación Jiménez Díaz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook