05 de junio de 2015
05.06.2015
Adicciones

¿Cuántos cafés puedo tomar al día?

Pasarse con las dosis de cafeína puede acarrear problemas de sueño, ansiedad y variaciones en el comportamiento

09.06.2015 | 15:05
Más de cinco cafés al día puede ser perjudicial.

Cuántos miligramos de cafeína encontramos en las diferenes tazas de café:

  • Café instantáneo descafeinado: 1 mg. de cafeína.
  • Café instantáneo: 40 mg
  • Café filtrado: 30-40 mg
  • Café expreso: 200-250 mg de cafeína.
  • Advertencia: la cantidad de cafeína que podemos encontrar en una taza de café variará no sólo en el propio método de preparación, sino en el tamaño de la propia taza en sí

Una buena taza de café puede resultar ideal y a veces imprescindible para empezar la jornada; también, para poner el broche final a una buena comida. La duda surge cuando una persona toma varias tazas de café al día, ya sea concentradas en un tramo horario o dosificadas durante las horas que se está despierto. Entonces, ¿a partir de cuántas tazas se considera excesivo y malo para la salud? En otras palabras, ¿cuántos cafés se pueden tomar al día?

El consumo diario de cafeína no debería superar los 400 mg, lo que equivale a cinco tazas de café expreso al día, con 80 mg de este estimulante por taza. Estas son las recomendaciones de un nuevo informe de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que advierte de las consecuencias negativas que puede tener la cafeína.

Sin embargo, esta medida es orientativa porque depende del peso de cada individuo. La EFSA sitúa en los 5,7 mg de cafeína por kilo el límite real que puede consumir una persona. Además, no se deben tomar más de 200 mg de cafeína de una sola vez.

Otras bebidas también contienen altas concentraciones de cafeína. Una lata de bebida energética de 250 ml tiene 80 mg de cafeína. Por su parte, una taza de 220 ml de té negro presenta 50 mg y los refrescos de cola contienen 40 mg en una lata de 355 ml.

Los niños –de entre tres y diez años– también están expuestos a este estimulante al encontrarse en algunos alimentos como el cacao. Por ejemplo, una barra de 50 gramos de chocolate negro tiene 30 mg de cafeína.

La EFSA advierte que superar los límites recomendados de cafeína causa, como efecto inmediato, problemas de sueño, ansiedad y variaciones en el comportamiento, afectando al sistema nervioso central y, a largo plazo, problemas cardiovasculares.


Para los amantes del café, aquí va una receta para consumirlo de una manera diferente, más dulce y sabrosa: Natillas de café con galleta crujiente


Foto: Pinterest. Un sabroso postre que hará mimará el paladar de los amantes del café

Ingredientes para 4 personas:
- 8 yemas de huevo, 75 g de azúcar, 2 sobres de café soluble, 750 ml de leche
- Para las galletas crujientes: 50 g de copos de avena, 50 g de copos de cebada, 35 g de copos de centeno, 25 g de avellanas picadas, 15 g de almendras, 15 g de pipas de girasol, 25 g de pipas de calabaza, 15 g de coco rallado, 1 cucharada de polvo de azúcar moreno, 35 g de miel, 1 cucharadita de aceite de oliva, 1/2 cucharadita de canela molida, 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

¿Cómo se prepara?

Para empezar con este delicioso postre el primer paso es diluir un poco la miel en el microondas o la cazuela. Cuando la miel esté manejable, añádele aceite, azúcar moreno, canela y extracto de vainilla y remuévelo sin cesar hasta que vaya cogiendo consistencia.

Cuando notes que se ha convertido en una masa homogénea, súmale los cereales y frutos secos: los copos de avena, los de cebada, centeno, pipas de calabaza y girasol, almendras, avellanas y coco (en las cantidades que te hemos indicado anteriormente). Sigue removiendo hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

Por otra parte, para elaborar la galleta, debes extenderla sobre un papel de horno y cubrirla con otro con el fin de pasarle el rodillo por encima. Precalienta el horno y hornea la galleta 170º C durante unos 10 minutos.

Lo último que queda es hacer las natillas: lo primero, es poner la leche a calentar. Por otro lado, mezcla en un bol el café soluble, las yemas y el azúcar y añádele la leche. Pon la mezcla en el fuego y remueve hasta que espese.

¿Cómo se sirve el postre? Pon las natillas templadas con un chorrito de aceite y unos trozos de galleta crujiente y a ¡disfrutar de este fantástico postre!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine