11 de octubre de 2018
11.10.2018

Así se deteriora tu cuerpo al pasar sentado 8 horas al día

Las personas que trabajan en esta postura sufren frecuentemente problemas de espalda y cervicales

11.10.2018 | 10:50
Estar quieto impide que la insulina funcione adecuadamente

Son muchos los trabajos que requieren pasar delante de un ordenador 8 horas o más. Las nuevas tecnologías y la informatización de los empleos han convertido a muchos profesionales en personas que pasan gran parte de su tiempo con la mente a todo trapo pero sin moverse, en la misma posición. Un sedentarismo no elegido que puede provocar que el cuerpo reaccione, y no de buenas maneras.

Según profesionales de la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales de ka Universidad de Zaragoza, permanecer en una oficina sentado durante toda la jornada laboral tiene sus consecuencias.

"Las personas que trabajan así tendrán el doble de probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares porque se sobrecarga al corazón, lo que significa tener alto riesgo de un infarto cardíaco, colesterol elevado e hipertensión arterial", destacan en un informe como una de las peores consecuencias. Las probabilidades de padecer algún tipo de dolencia del corazón suben hasta un 125%, según expertos médicos, por lo que realizar actividad física después de la jornada laboral es algo esencial para acabar con la sombra del sedentarismo y sus resultados.

Pero permanecer quieto tanto tiempo no solo afecta al corazón. Según el informe de UPRL, "como no hay movilidad durante grandes periodos de tiempo se corre el riesgo de generar enfermedades como la diverticulitis, que provoca dolor e infección en el colon, y que también está asociada al cáncer de colon y problemas de constipación". Esto es lo que se denomina estitiquez, o lo que es lo mismo, una alteración del intestino debido a la gran retención de agua en el mismo.

No es la única causa del sedentarismo habitual. "Hay una condición médica de resistencia a la insulina que lleva al
desarrollo de diabetes, obesidad y problemas con los triglicéridos. Estar quieto impide que la insulina funcione adecuadamente", señalan desde el informe.

Además, existen estudios médicos que asocian el sedentarismo a mayores riesgos de padecer cáncer de colon, mama y endometrio. "La razón no está clara, pero una teoría es que el exceso de insulina estimula el crecimiento celular. Otra es que el movimiento regular aumenta los antioxidantes naturales que matan las células perjudiciales y potencialmente causantes de cáncer, los radicales libres. Por tanto, la falta de ejercicio produce todo lo contrario", aseveran desde UPRL.

Por otro lado, la mala circulación y los problemas de espalda y cervicales son muy frecuentes en las personas que realizan sus tareas diarias sentados. Al igual que tener un trabajo en el que estar de pie es la tónica general, a la hora de permanecer en la misma posición mucho tiempo se corre el riesgo de que aparezcan las tan temidas, dolorosas y antiestéticas varices. Esto es por causa de la acumulación de líquidos. En un caso más extremo, "se puede producir trombosis venosa profunda, ya que la sangre líquida se transforma a estado sólido dentro de las venas y las tapa. La sangre no circula. Por eso se recomienda cambiar de posición, cruzar las piernas y mover los tobillos".

El dolor de espalda es muy habitual. / GETTY IMAGES

En cuanto a la pérdida muscular, es una de las causas que más se notan cuando se trabaja sentado todo el día. Las zonas más afectadas: los abdominales, los glúteos y las lumbares, haciendo que a la larga se adquieran malas posturas en el escritorio. "Aparte, los músculos del cuello y hombros se ven repercutidos. Se contracturan y se vuelven rígidos, y con el paso del tiempo van perdiendo su flexibilidad provocando, a veces, dolores en cuello y nuca que se puede irradiar a la cabeza y que la persona lo sentirá como una cefalea", desgranan en el informe.

La falta de actividad también produce un ablandamiento de los huesos, principal causa de la osteoporosis, por lo que salir a correr y andar después del trabajo, por mucho que cueste, es primordial.

Pensamiento más lento

En cuanto a la psique y la memoria, también se ven afectados por el sedentarismo. Investigadores de UCLA querían ver cómo el comportamiento sedentario influye en la salud del cerebro, especialmente en las regiones del mismo que son fundamentales para la formación de la memoria.

"El modo sedentario ralentiza la función cerebral"

Así pues, tras realizar una muestra con 35 personas, el sedentarismo puede ser un precursor del deterioro cognitivo y la demencia en adultos de mediana edad y adultos mayores. Esto quiere decir que afecta a la memoria y al funcionamiento adecuado del cerebro. "Cuando los músculos están en movimiento, bombean sangre fresca y oxígeno a todos los órganos. En este intercambio, en el cerebro se liberan todo tipo de productos químicos para mejorar el estado de ánimo y del cerebro pero, en modo sedentario, se ralentizará la función cerebral", concretan desde UPRL.

Consejos para evitar el sedentarismo en la oficina

  • Caminar durante la jornada laboral: Levantarse del asiento y estirar las piernas es clave, además de dar pequeños paseos por la oficina.
  • Evitar los ascensores: Subir hasta el centro de trabajo por las escaleras es sumar minutos de ejercicio al cuerpo.
  • Rebajar la tensión de los hombros: Si se entrelazan los dedos y se elevan los brazos sobre la cabezase rebaja la tensión sobre la espalda. Hay que mantener la postura durante 14 segundos.
  • Elevar los pies. Mantener las piernas en alto es bueno para que no aparezcan dolores de columna. Tener un reposapiés ayuda.
  • Estiramientos al empezar y acabar.: Antes de sentarse en el lugar de trabajo y al acabar es idóneo hacer estiramientos para desbloquear los músculos y prepara el cuerpo.
  • Buena postura: Tener una postura idónea a la hora de estar sentado es algo importante si se quieren evitar contracturas.
  • Caminar.: En los tiempos muertos, después del trabajo... aprovechar los ratos libres para dar un paseo suma salud a nuestro cuerpo y mente.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook