El equipo de la Unidad de Cirugía Cardiovascular de la Clínica del Pilar nos advierte de la gravedad de las varices y nos explica que estas se deben a problemas de circulación y que se deben tomar todas las medidas necesarias para ayudar a mantener una buena circulación y así prevenirlas. Por lo tanto, evitar el sedentarismo, caminar regularmente, llevar una buena alimentación baja en grasas saturadas, así como aplicar agua fría en las piernas, pueden mejorar la circulación venosa.

TRATAMIENTOS VARIADOS

Actualmente existen varios tratamientos para las varices que se aplican en la Clínica del Pilar, que se realizan tanto con fines estéticos como funcionales, para aliviar los síntomas de dolor y pesadez:

La fleboextracción es la cirugía para extirpar las varices de las piernas. Suele realizarse con anestesia general o anestesia raquídea, con la cual solo se duerme la mitad del cuerpo.

La ablación endovenosa de varices es la cirugía que utiliza la radiofrecuencia o el láser para cerrarlas. Esta cirugía es menos invasiva y más segura que la extirpación de varices.

La ablación con VenaSeal es la técnica más novedosa, la cual permite cerrar las varices con una recuperación casi instantánea y, al contrario de las otras técnicas, no requiere de medias compresivas tras el tratamiento.

La esclerosis con microespuma ecoguiada se puede utilizar como alternativa a la cirugía en casos más leves. Consiste en inyectar la espuma en las venas para que éstas se encojan y desaparezcan.

Es importante tratar las varices más allá de una cuestión estética, ya que se trata de un problema de salud y circulación sanguínea.

UBICACIÓN