21 de enero de 2014
21.01.2014
Consejos

Los podólogos aconsejan zapatos de materiales naturales

Eccemas, dermatitis, sabañones y heridas son algunos de los problemas más comunes en los pies

21.01.2014 | 15:20
Es conveniente evitar tacones de más de cinco centímetros

El Colegio Oficial de Podologos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) ha elaborado un decálogo con consejos a la hora de elegir calzado para evitar lesiones y combatir las bajas temperaturas, entre los que destacan la importancia de que estén hechos con materiales naturales y flexibles y la conveniencia de evitar tacones de más de cinco centímetros de alto.
 
Según informa este organismo hay que tener en cuenta el uso del calzado especial para los días festivos a causa del frio, algo que obliga a "ser especialmente cautelosos a la hora de elegirlos porque un zapato inadecuado puede provocar diferentes tipos de dolencias".
 
Destacan que los pies "son la parte más alejada de nuestro cuerpo y su temperatura depende de una correcta regulación del flujo sanguíneo, lo que supone alteraciones en el caso de las personas con problemas circulatorios, algo muy común en las mujeres, ancianos y diabéticos"
 
"Aunque en la mayoría de los casos tener los pies fríos no supone más que malestar, en ocasiones puede desencadenar ciertos problemas de salud. Los más frecuentes son eccemas, dermatitis, sabañones y heridas que tardan en curar, aunque también puede aparecer dolor muscular y articular y es más fácil que se produzcan traumatismos., explican desde el colegio.
 
Recomendaciones básicas
 
"El tener los pies fríos es una situación que se produce porque no llega el suficiente calor a través de la circulación de la sangre, para ello hay remedios dirigidos a conseguir una vasodilatación de la forma más natural posible. Es un problema común que hay que solucionar para evitar que aparezcan complicaciones", agregan.
 
Hay que tener en cuenta unas recomendaciones fundamentales para escoger adecuadamente los zapatos de fiesta "sin poner en jaque la salud de los pies y garantizando su confort".
 
Los profesionales recomiendan utilizar botines frente al zapato tipo salón porque mantienen mejor la temperatura del pie, no utilizar un tacón demasiado alto, ya que si tiene más de cinco centímetros puede provocar la aparición de metatarsalgias (dolor en la planta del pie) y dedos en garra.
 
Asimismo, aconsejan comprar siempre un calzado de materiales naturales y flexibles que se adapten al pie, dado que con el frio la piel está más sensible y es más susceptible de sufrir heridas, y escoger aquellos que sean proporcionales al tamaño del pie de la persona. De este modo, si uno tiene pies grandes o piernas pesadas, deberá optar por estilos robustos con tacones anchos, mientras que en el caso de los pies pequeños o piernas delgadas un tacón fino puede ser apropiado.
 
Los zapatos deben comprarse a última hora de la tarde porque es cuando el pie esta más dilatado y deben probarse en los dos pies. En caso de duda con la talla, si un pie es más grande que el otro hay que elegir la medida optima a este pie. Por otra parte, los podologos recuerdan que el zapato debe permitir el movimiento natural del pie y adaptarse a él sin apretar ni amontonar los dedos, como ocurre con los que tienen puntas demasiado afiladas y debe ser estable, no resbalar y no permitir que el pie gire hacia fuera al caminar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook