25 de febrero de 2019
25.02.2019
MWC

Torra evita la foto con el Rey y Sánchez en la inauguración del Mobile World Congress

La visita al evento ha trascurrido con normalidad hasta que el president se ha desmarcado

25.02.2019 | 10:40

Felipe VI, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra, han inaugurado juntos este lunes el Mobile World Congress (MWC) en Barcelona, si bien el dirigente independentista ha evitado fotografiarse con ellos delante del pabellón de España.

La visita a la mayor feria de telefonía móvil del mundo ha discurrido con normalidad hasta que Torra se ha desmarcado del rey en la recta final del recorrido para no tener que posar con ellos en el expositor patrocinado por el Gobierno español.

Cuando todas las autoridades se dirigían para hacerse la foto, entre ellas, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, Torra se ha apartado de la comitiva.

Según la versión de la Generalitat, esta foto no estaba prevista, si bien el pabellón de España, el de Cataluña y el de la fundación Mobile World Capital Barcelona, que están juntos, siempre han formado parte del recorrido de los representantes institucionales, como ocurrió hace dos años, cuando el rey y el entonces presidente catalán, Carles Puigdemont, posaron juntos en los tres puntos.



Torra y Colau rehusaron anoche participar en el saludo protocolario al jefe del Estado en la cena del Mobile y hoy tampoco han recibido al rey a su llegada a la Fira de Barcelona, aunque le han saludado en el interior.

La visita de las autoridades se ha iniciado con una reunión con los directivos de GSMA, la entidad organizadora del Mobile, en la que han conocido las novedades de la feria tecnológica.

Tras esa reunión, la comitiva ha llegado a uno de los pabellones para saludar al resto de autoridades e iniciar el recorrido, primero por los expositores de las grandes compañías tecnológicas, entre ellas, el de Telefónica, donde les ha recibido su presidente, José María Álvarez-Pallete.

Durante el paseo por el recinto ferial, Felipe VI ha estado flanqueado en todo momento por Sánchez, por la ministra de Economía, Nadia Calviño, y el de Ciencia, Pedro Duque.

El presidente de la Generalitat ha estado cerca de Felipe VI y del jefe del Gobierno, pero no se le ha visto conversar con ellos en ningún momento.

La inauguración del Mobile ha tenido lugar en un contexto de tensión con el independentismo debido al juicio en el Tribunal Supremo contra los líderes políticos acusados de organizar el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

A ello se une la convocatoria de elecciones generales el 28 de abril después de que el PDeCAT y ERC votaran en contra de los presupuestos presentados por el Gobierno de Sánchez.

Felipe VI, Sánchez y Torra no coincidían desde el pasado 17 de agosto en Barcelona en los actos por el primer aniversario de los atentados de la capital catalana y Cambrils.

El último punto del recorrido en el que el jefe del Govern ha estado con el grupo ha sido el pabellón de GSMA, donde don Felipe ha estado charlando con la robot humanoide "Sophia", una de las atracciones de la feria.

Tras pasar a continuación por el estand de España, la comitiva, ya sin el dirigente independentista, se ha dirigido al espacio de la fundación Mobile World Capital Barcelona, sin visitar antes el de Cataluña, como estaba programado inicialmente.

Visita durante más de una hora


Al expositor de la Generalitat sí ha ido Torra después para presentar ante los medios la primera ambulancia conectada en tecnología 5G y volver a tener un "recuerdo" para Puigdemont y los exconsellers "que están en prisión o en el exilio", como ya hizo en su discurso en la cena.

La visita de Felipe VI y de Sánchez, la primera de un jefe del Ejecutivo al Mobile, se ha prolongado durante algo más de una hora y a su término, ha despedido al monarca, junto con la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, y la socialista Núria Marín alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, municipio donde está situado el recinto ferial.

Sánchez no ha hecho declaraciones y se ha limitado, en Twitter, a felicitarse por que Barcelona "vuelva a ser la capital mundial de la innovación digital" con un evento que espera congregar a alrededor de 107.000 profesionales del ámbito tecnológico y generar un impacto económico en la ciudad de 473 millones de euros.

El MWC se celebra en Barcelona desde 2006 y está garantizada su continuidad en la capital catalana al menos hasta 2023, aunque GSMA reveló hace unas semanas que el pasado año, debido a la inestabilidad política en Cataluña, llegaron a preparar un plan que preveía la cancelación de la feria y su traslado fuera de España.

La gran protagonista de la edición de este año es la tecnología 5G, que permite incrementar notablemente la capacidad de las redes móviles, y también destacan los aparatos equipados con tres cámaras traseras, los terminales plegables.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook