Miles de aficionados se concentraron esta madrugada en el Aeropuerto de Málaga para recibir a los jugadores tras el espectacular ascenso a Segunda